El Grupo de Elaborados de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), que agrupa a las principales empresas españolas fabricantes de derivados cárnicos, ha analizado el impacto que puede tener el Brexit con la salida del Reino Unido de la Unión Europea para el sector cárnico español.

El Reino Unido es el quinto país de destino de las exportaciones cárnicas españolas, que han registrado importantes crecimientos en los últimos años, tanto en embutidos curados y cocidos como en jamones y paletas curados.

las buenas cifras actuales pueden resentirse por la nueva situación jurídico-comercia o la depreciación de la libra

En embutidos curados, se vendieron al mercado británico 11.270 tm el pasado año, con un crecimiento acumulado del 67% desde 2011, mientras que en jamones curados, las exportaciones fueron de 3.578 tm, con una progresión exponencial desde las 404 tm vendidas en 2011. Por ello, estas buenas cifras pueden verse resentidas por la nueva situación jurídico-comercial, la depreciación de la libra y el nuevo marco futuro de relaciones comerciales con las islas británicas marcada por el Brexit.

BREXIT INDUSTRIA CARNICA ANICE

En una mesa redonda en la que han intervenido Cleto Sánchez Vellisco, Subdirector General de Asuntos Agrícolas y de Pesca (Ministerio de Asuntes Exteriores y Cooperación), Agustín Velilla, Subdirector General de Comercio Exterior de Productos Agroalimentarios (Ministerio de Economía y Competitividad), Jaime Palafox, experto en comercio exterior, y Daniel de Miguel, Director de la OECE, se analizaron los posibles escenarios para el «Brexit».

Estos pasan por la integración del Reino Unido en el Espacio Económico Europeo (como otros países como Suiza o Noruega), la implementación de un acuerdo de libre comercio con la UE o situarse como un país tercero más, con aplicación de aranceles a las mercancías importadas.

En todo caso, el Reino Unido es un país netamente importador de alimentos y en el que los productos españoles se han posicionado de forma positiva en los últimos tiempos, gozando de una positiva apreciación por parte de los consumidores británicos y el sector de restauración. Por ello, se espera que los efectos  del Brexit para este sector no sean especialmente negativos a medio plazo si se produce definitivamente la salida del país británico de la UE.

Buen comportamiento de las exportaciones españolas de elaborados cárnicos

El Grupo de Elaborados de ANICE analizó igualmente la situación de los mercados del porcino, que está teniendo un comportamiento positivo gracias a la fuerte demanda de las exportaciones. En 2015, España exportó 53.506 tm de embutidos curados, lo que significa un importante aumento del 22%, con Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Portugal y Países Bajos como principales clientes, pero con crecimientos significativos de países terceros como Chile, EEUU o México.

A su vez, en jamones y paletas curadas se exportaron 52.256 tm en 2015, un 16% más que el año anterior. Los principales receptores continúan siendo los países de la UE, principalmente Francia, Alemania, Portugal, Italia y Reino Unido, pero avanzan favorablemente los envíos a países terceros, especialmente a México, Japón, Chile, EEUU y Australia.

En cuanto a embutidos cocidos, España exportó 11.409 tm el pasado año (+9% respecto a 2014, y +24% respecto a 2011), con Portugal, Francia, Líbano, Congo, Reino Unido, Grecia, Andorra y Guinea Ecuatorial como principales destinos.

El Grupo empresarial de ANICE consideró que las Organizaciones Interprofesionales deben liderar las exportaciones cárnicas, por su papel aglutinador de los sectores, con el objetivo de promover el comercio exterior y el desarrollo de la industria española.