El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha valorado los resultados que están dando las 10 medidas de la hoja de ruta del olivar español, que han contribuido a mejorar los precios del aceite de oliva, sobre un 4% superiores a los del año pasado por estas fechas y un 85% más que hace dos años, y a expandir las exportaciones sobre la base de la calidad y la diferenciación.

Estas medidas, que fueron consensuadas con el sector y se presentaron en junio de 2020, han contribuido a favorecer el ajuste de la oferta y la demanda, mejorar la trazabilidad, la segmentación del mercado y lograr apoyos específicos en la nueva PAC.

Luis Planas ha participado este viernes 10, en Baeza (Jaén), en la inauguración de la jornada “Ley de la Cadena, Precios Justos y Sostenibilidad Olivarera”, organizada por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), en el marco de la 12º edición de la feria Futuroliva.

En su intervención, el ministro ha subrayado el liderazgo mundial del sector oleícola español y que es necesario seguir en los mercados apostando por la calidad. El aceite de oliva español es una de las grasas vegetales más reconocidas en los mercados exteriores y tiene gran recorrido, porque sólo el 3% de estas grasas que se consumen en todo el mundo se corresponden con el aceite de oliva.

LOS PRECIOS HAN SUBIDO UN 4% EN UN AÑO Y UN 85% RESPECTO A 2020

El sector del olivar español, y particularmente el andaluz, “es una buena muestra de ese liderazgo, que es el fruto del trabajo bien hecho desde hace años y también de su capacidad de mirar hacia el futuro”, ha recalcado. Andalucía aporta en torno al 80 % de la producción, donde destaca especialmente la provincia de Jaén que, con cerca de 500.000 toneladas de aceite de oliva al año, aporta más de un tercio del total nacional y casi el 15 % del total mundial.

No obstante, el ministro ha precisado que las cotizaciones actuales son positivas, con unos precios del aceite de oliva de entorno a un 4% superiores a los del año pasado por estas fechas y un 85% más que hace dos años. Se trata de la retribución “al buen trabajo efectuado por el conjunto del sector”.

Para apoyar al olivar, afectado también por el conflicto en Ucrania, el Gobierno de España ha dispuesto un ambicioso paquete de medidas de respuesta que acabamos de prorrogar y que incluye descuentos en el precio del combustible, rebajas fiscales y medidas de liquidez.

Pero además de estas medidas coyunturales, ha señalado que el Gobierno quiere contribuir a mejorar la rentabilidad del sector e impulsar, al mismo tiempo, la transición hacia una producción más eficiente y sostenible.

Para mantener ese liderazgo, ha insistido en que “debemos defender la transparencia y la calidad de nuestros aceites de oliva”, para poder crecer y lograr alcanzar nuevos mercados. Algo que para el ministro se consigue “con compromiso, inteligencia, dedicación y trabajo”. También ha apuntado la necesidad de introducir la innovación tecnológica en los cultivos y en las industrias, para mejorar la competitividad.

Noticias curiosas: