La Guardia Civil va a intensificar en Jaén el control y la inspección en los puntos de recepción de la aceituna (almazaras, cooperativas y otras fábricas) para evitar los hurtos en una campaña en la que la aceituna se ha convertido en “un bien muy codiciado” por sus altos precios.

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, ha presentado este lunes 7 este dispositivo, que se extenderá a todas las zonas productoras de Andalucía, y que también incidirá en el transporte de la aceituna hasta los puntos de venta y los puntos de recepción.

SE INCORPORA UN HELICÓPTERO DOTADO CON TECNOLOGÍA DE VISIÓN NOCTURNA Y CÁMARA TÉRMICA, ASÍ COMO VARIOS DRONES

También se van a controlar las labores de rebusca de aceituna (recogida, transporte y recepción), que tendrán lugar una vez finalizada la campaña de recogida, siendo requisito indispensable la autorización expresa por parte de los propietarios de las respectivas fincas.

Para todos estos cometidos, se ha procedido a implicar a todos los componentes de las distintas unidades de las Comandancias, como son los Puestos de Seguridad Ciudadana, Equipos ROCA, Servicio de Protección de la Naturaleza, Subsector de Tráfico, Unidad Orgánica de Policía Judicial, Grupo de Información y Unidad de Seguridad Ciudadana (USECI).

Además, en la presente campaña también se mantendrán el Grupo de Reserva y Seguridad (G.R.S.) de Sevilla y el Escuadrón de Caballería de la Guardia Civil con base en Madrid, una unidad muy importante a la hora de realizar una mejor vigilancia en las zonas más abruptas de la provincia

Para el control desde el aire, la Guardia Civil incorpora un helicóptero dotado con tecnología de visión nocturna y cámara térmica, así como varios drones, que, a parte de los referidos sistemas, disponen de vuelo silencioso y programación por coordenadas, que permitirá realizar barridos de grandes extensiones de terreno, así como de difícil acceso, y regresar a base con todas las imágenes recogidas.