Uno de los días más convulsos de Cataluña, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución sobre la Mesa del Senado y con un Parlament que parece que está al borde de declarar la independencia tras rechazar Puigdemont la convocatoria de elecciones, ha sido el elegido por el Departamento de Agricultura catalán para pedir 156 millones de euros al Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria (FEAGA) para poder pagar el anticipo del 70% de las ayudas directas desconectadas de la PAC del 2017.

Según Agricultura, los beneficiarios son cerca de 48.000 payeses de toda Cataluña que han pedido las ayudas de pago básico, pago verde, complemento a jóvenes y del régimen de pequeños agricultores.

La Generalitat confirma que se ha procedido a realizar todos los controles oficiales de los solicitantes

La petición de fondo para pagar la PAC se realiza una vez finalizados los controles de las Declaración Única Agraria (DUN), presentadas por los solicitantes de las ayudas, que han estado realizadas con esfuerzo del personal del Departamento, las entidades colaboradoras, ganaderos y payeses y al tener el Gobierno catalán las cuentas intervenidas por el Gobierno central.

Durante el mes de diciembre se efectuará el pago del resto del importe de las ayudas, 66 millones de euros. En total, está previsto que antes de acabar el año, Agricultura haga efectivo 222 millones de euros directos de la PAC. La totalidad de las ayudas directas conectadas se pagará durante el primer trimestre de 2018.

Las ayudas directas forman parte del primer pilar de las ayudas de la PAC financiadas en su totalidad por el FEAGA, con un presupuesto anual disponible para España de poco más de 4.000 millones de euros, de los cuales, en Cataluña se gestionan 256.