El Departamento de Agricultura de la Generalitat catalana ha anunciado que, a lo largo de este año, empezarán nuevas obras para aumentar las zonas de riego en el área del canal Segarra-Garrigues, en la provincia de Lleida.

Concretamente, las obras afectarán a los municipios leridanos de Guissona, Verdú, Preixana, Aspa y Artesa, según ha indicado en un comunicado el departamento, que ha añadido que el objetivo de los trabajos es disponer, entre 2017 y 2018, de más hectáreas de regadío en la zona.

prevé continuar con el proyecto de concentración parcelaria en la zona regable de Vilanova de l’Aguda

Las actuaciones más importantes en el canal Segarra-Garrigues se llevarán a cabo en Guissona, donde se instalará un riego de soporte al cereal de invierno, mientras que en Verdú se instalará un sistema de regadío en la zona no clasificada como ZEPA, que abastecerá una superficie de 272 hectáreas.

También se ejecutarán las obras de la red secundaria de soporte al arbolado en el municipio de Preixana, con una superficie de 52 hectáreas, y las de la red de distribución de las localidades de Aspa y Artesa, con una superficie adherida de 271 hectáreas.

Por otro lado, el departamento prevé continuar con el proyecto de concentración parcelaria en la zona regable de Vilanova de l’Aguda y otros municipios de la Zona Alta del río Corb.

Estas actuaciones están orientadas al desarrollo del regadío y son complementarias a las inversiones que se están haciendo en las medidas correctoras y compensatorias para la gestión y para la mejora de los hábitats esteparios, de acuerdo con lo establecido en la Declaración de Impacto Ambiental.