Los Fondos de Recuperación y Resiliencia deben contribuir a la innovación y la sostenibilidad para afrontar el cambio climático y el despoblamiento de las zonas rurales. Por eso, la Fundación Savia ha pedido al Gobierno andaluz la creación de una oficina técnica para los fondos Next Generation.

.La Fundación Savia ha seguido con gran interés las noticias y novedades vinculadas a estos Fondos dotados por la Unión Europea, y, según afirman, “la realidad es que tenemos muy pocas certezas sobre la manera en que se está diseñando su implementación, su reparto, sus prioridades, sabemos muy poco de los plazos, los procedimientos, los requisitos”.

Esta organización, preocupada por el destino final de los Fondos Next Generation, que atendiendo a los rumores, apuntan a que gran parte irán a manos de grandes corporaciones con intereses propios, no coincidentes con los objetivos de transformación social y de sostenibilidad, considera necesario mejorar la transparencia y participación adecuando una capilaridad justa en la elección de proyectos y en la asignación de los recursos.

Los numerosos proyectos y propuestas que se han presentado durante los últimos meses muestran el gran interés y preocupación existente por los agentes sociales en abordar los grandes retos a los que nos enfrentamos, por lo que resulta de gran importancia conocer el estado de las propuestas, su validez y el posible estado de tramitación.

Por todo ello, Savia le ha remitido una carta al Presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, instándole a encontrar mecanismos, procesos y figuras que involucren al mayor número de personas. Así, han propuesto crear una Oficina Técnica que pueda servir como vía de información, coordinación y canalización para las entidades pequeñas que tienen menos recursos y pueden tener más dificultades de acceso para la identificación y ejecución de proyectos. Además, piensan que “lo más necesario y beneficioso para todos es que una parte importante de estos Fondos europeos se destinasen a proyectos de pequeña entidad, y en ese contexto, es muy útil y rentable que exista esa Oficina técnica. Que se mueva en el territorio y que ayude en los complejos procedimientos administrativos tanto de presentación como de seguimiento que presentan estos Fondos, y en general todos los que provienen del sector público. Esta oficina podrá favorecer un control estricto de los mismos, una cuestión que se ha ido consolidando como una dificultad administrativa intrínseca a las entidades de reducido tamaño”.

Además, consideran que no debe asociarse innovación con automatismo, pues este último requiere de menor número de mano de obra, lo que puede implicar pérdida de personas en el mercado laboral, por lo que, entre los objetivos de los Fondos deben ir intrínsecamente relacionados con el empleo justo.

Para finalizar, consideran esencial que se encuentre incluido el concepto de bondad tanto en la diligencia como en la transversalidad, siendo honestos con los andaluces y su futuro. “Es responsabilidad del gobierno que preside que se doten los mecanismos necesarios de transparencia, de participación pues son cuestiones esenciales para lograr legitimidad y priorizar aquellas áreas de trabajo, sectores y territorios que más lo necesitan”.