Galicia cuenta ya con una entidad plenamente dedicada a promover el desarrollo de la comunidad a través de la sostenibilidad y desde la perspectiva de la ingeniería agronómica, vinculada al sector rural y agrario. Es gracias a la iniciativa del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Galicia, que ha impulsado la creación de la Fundación Enxeñería Agronómica para o Desenvolvemento de Galicia. Un órgano recién constituido del que forman parte también, como miembros de honor, representantes de la Universidad de Santiago de Compostela y de la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia.

Se trata de una fundación de interés gallego, sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica propia, cuyo objetivo es alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible a través de la promoción de la investigación, el desarrollo, la innovación y la divulgación (I+D+i+d). En palabras de su presidente, el ingeniero agrónomo y decano del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Galicia, Pedro Calaza, “la fundación representa un pilar clave para fortalecer de forma directa y más ágil la apuesta humanística de la ingeniería agronómica en Galicia para alcanzar un territorio más resiliente y mejor gestionado en cuanto a recursos y su explotación”. Unos objetivos alineados con los ODS (objetivos de desarrollo sostenible) y los intereses generales trazados por organizaciones como la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

En ese sentido, se potenciarán las acciones inherentes a la ingeniería agronómica, que abarcan desde la defensa del medio natural hasta la promoción de la calidad de vida de los ciudadanos y la sostenibilidad en  el ámbito de la producción agropecuaria, los sistemas alimentarios y la conservación de los ecosistemas, el paisaje y los recursos tanto del mar como de la tierra. Para ello, se abordarán líneas de trabajo específicas, persiguiendo la excelencia profesional y académica. De la misma forma, se promoverán y dinamizarán las políticas alimentarias urbanas dentro del marco del Pacto de Milán.

Para ello, se desarrollarán actividades como el desarrollo de líneas de investigación, innovación y divulgación para el impulso y mejora económica y social de Galicia. También se explorará la participación de la fundación en proyectos colaborativos a diferentes escalas espaciales y administrativas y se organizarán conferencias, jornadas y cursos en temas directamente relacionados con la problemática actual vinculada al sector de la ingeniería agronómica: sistemas más eficientes, sostenibles, desarrollo de una planificación territorial más resiliente, infraestructura verde, etc.

Otras actividades que se planifican desde la entidad se refieren al desarrollo de guías metodológicas u orientativas para el desarrollo de trabajos específicos adaptados a la idiosincrasia de este territorio, así como la participación y organización de actos de interés en colaboración con otras entidades institucionales y universitarias y se promoverán convenios específicos con instituciones públicas y privadas.

En el ámbito profesional, la fundación apoyará a través de becas, premios, eventos y divulgación la promoción de los profesionales del sector agrícola para una producción agropecuaria sostenible, así como racionalización los sistemas alimentarios y la conservación de los ecosistemas, el paisaje y los recursos.

En cuanto a los beneficiarios de la Fundación Enxeñería, se incluye a la sociedad gallega en general, colectivos específicos y profesionales del sector de la agricultura, ganadería, alimentación y pesca, así como administraciones y entidades, públicas o privadas, vinculadas al desarrollo rural.