El temporal Filomena ha causado graves destrozos en el Centro de Recuperación de rapaces nocturnas de la Casa de Campo de Madrid, Brinzal. Durante el sábado 9 de enero, fue imposible, para los miembros de la asociación, llegar a atender las necesidades del centro «Es la primera vez en 35 años, que no pudimos abrir» declara el presidente de la asociación, Raúl Alonso.

Ya el domingo 10, la coordinadora del centro y un grupo de voluntarios y voluntarias consiguieron atravesar la nieve y llegar hasta Brinzal. Lo que se encontraron fue desolador. Todas las naves de vuelo, instalaciones de grandes dimensiones donde se musculan las rapaces en rehabilitación, se habían venido abajo con el peso de la nieve. El resto de las instalaciones exteriores, que forman un conjunto de habitáculos conocido como ‘el complejo’ también se vio afectado por la nevada, tres de las veintiuna jaulas que lo componen estaban destruidas y desbordadas por la nieve. También encontraron varios árboles caídos.

Con mucho esfuerzo consiguieron rescatar a casi todas las aves sepultadas, aunque cuatro de ellas están desaparecidas (un búho chico, dos cárabos y una lechuza común), bien sepultadas bajo la nieve o bien escapadas, ya que algunas de ellas se encontraban en la fase final de su recuperación y pudieron haber salido volando.

PARA AFRONTAR LOS GASTOS DE LAS REPARACIONES, LA ORGANIZACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO HA HABILITADO DIFERENTES FORMAS DE COLABORACIÓN ECONÓMICA

En los días siguientes retirarán la nieve congelada de las instalaciones y los escombros para empezar a recobrar la normalidad y empezar las obras.

Esta pequeña asociación, que además de atender a miles de animales heridos y huérfanos, realiza cada año varios proyectos de conservación y actividades de educación ambiental, se enfrenta ahora a la reconstrucción del centro a contrarreloj, antes de la llegada de la primavera cuando los ingresos se multiplican, y con medios económicos limitados, asume que la restauración del centro puede rondar los 25.000 o 30.000 euros.

Para afrontar los gastos de las reparaciones, la organización sin ánimo de lucro ha habilitado diferentes formas de colaboración económica, a través de su página web y sus redes sociales se puede hacer una aportación económica, también a través de la plataforma GoFundMe. Más adelante se podrá colaborar en la reconstrucción, si quieres colaborar envía un email a brinzal@brinzal.org. «Estamos recibiendo numerosas muestras de apoyo. Queremos agradecer a todo el mundo su cariño y su colaboración, sin toda esa gente no sería posible volver a poner esto en marcha» afirma Raúl Alonso en nombre de Brinzal.