La fortaleza de la diversidad

0
148

Antonio López Mateos / Presidente de la SCA San Juan de Villargordo, asociada a Cooperativas Agroalimentarias y miembro de ES Andalucia

 La sociedad de consumo y la economía de mercado en la que nos movemos tienen un pilar fundamental: la competencia en los distintos sectores. En aquellos sectores en los que existe un monopolio dominante es donde se producen abusos, siendo además los que ocasionan más motivos de quejas y reclamaciones de los usuarios.

La competencia es buena para estar continuamente innovando e investigando para ofrecer un mejor producto al cliente. De lo que se trata es de ser “primera opción” para el cliente y que éste nos elija. En un símil político, sería como el régimen democrático donde existen diversidad de opciones y cada ciudadano elige la opción que mejor le va a su pensamiento. Lo mismo en el sector financiero, en la alimentación, en el ramo sindical, en la enseñanza, en la religión… Donde hay diversidad se puede elegir.

El monopolio o una posición dominante en el mercado hacen que se impongan condiciones, a veces abusivas, pero que el usuario no tiene más remedio que aceptar. Por suerte, cada vez quedan menos sectores de monopolio, tal vez sean sectores esenciales para la economía y de carácter público; se me ocurre el Registro de la Propiedad o el sector farmacéutico y, claro, en lo político las dictaduras y el pensamiento único, afortunadamente cada vez más escasos.

Hace unos días leía un artículo de Miguel Girón, presidente de ASAJA en Andújar, que se refería a la situación “calamitosa” que atraviesa el sector del olivar. Hablaba de la producción de esta campaña, de los aranceles, del desastre que ha sido el almacenamiento privado en las dos licitaciones que se habían producido hasta la fecha del artículo. Y llevaba razón, con matices, tal vez, en algunas de sus opiniones, pero en general llevaba razón.

También hacía referencia a la necesidad de unidad que existe en el sector y también llevaba razón, lástima que su organización no lo viera así cuando fuimos a manifestarnos a Sevilla, pero bueno, eso es agua pasada que, dice el refrán, no mueve molino.

Pero, en esta referencia, se quejaba de la división política que se está produciendo en Cooperativas Agroalimentarias, achacando esta división a que “los políticos revanchistas” no habían aceptado el resultado de las últimas elecciones a la Directivas de Cooperativas Alimentarias, refiriéndose a la presentación reciente de la asociación “ES ANDALUCIA”, acusándoles de salvadores y ofreciendo “falsas soluciones” a los precios del aceite. Éste es el problema de los monopolios, que cualquier movimiento que se haga consideran que es un ataque a su “status” y sienten el peligro de perderlo.

ES ANDALUCIA ya existía cuando se celebraron las elecciones a la renovación de la Directiva de Cooperativas Agroalimentarias, y lo que hizo fue aglutinar una serie de cooperativas que no se sentían representadas en esta organización y apoyar la lista alternativa que se presentó. Luego, ha seguido fomentando el debate y la participación, y ha considerado constituirse en asociación, sin que ello impida participar en Cooperativas Agroalimentarias. Lo que se pretende es fortalecer el movimiento cooperativo y ayudar, con una visión diferente, a la solución de los problemas del sector oleícola. ¿Por qué se ve ataque en esto?

La diversidad, también en el sector cooperativo, es buena, tanto en la opinión como en la acción. Cuando existe monopolio, se corre el riesgo de que la organización, empresa, etc., sea dominada por un grupo y éste implante sus criterios, no siempre equivocados, pero tal vez sí siempre interesados. Otra organización diferente puede dar una visión distinta, implantar nuevas formas de hacer las cosas, aglutinar a cooperativas que no participan en la organización única. De hecho, en Jaén existen varias decenas de Cooperativas que no están afiliadas a Cooperativas Agroalimentarias”.

Por ese criterio y concepto de unidad que decía el Sr. Girón, yo le preguntaría si no sería mejor que las tres organizaciones agrarias se unieran en una sola. O que los dos sindicatos más significativos y mayoritarios (CC.OO y UGT) se unieran en un solo sindicato, y así nos podíamos seguir haciendo la misma pregunta con partidos políticos, con grupos de concentración del aceite, etc.

Yo, por si acaso a alguien le interesa mi opinión, se la digo ya. Prefiero la diversidad, la competencia, el debate, el diálogo y la participación, antes que la imposición, el monopolio y el pensamiento único, por muy inteligente que éste sea.

La Organización de Entidades de la Economía Social Agroalimentaria de Andalucía, ES Andalucía, vela por los intereses de sus asociados, así como por el fomento de la exportación e internacionalización que aporte valor añadido al producto y a toda la cadena de valor. Desde ES Andalucía, mantenemos un diálogo constante con las instituciones para promover iniciativas encaminadas a la mejora social, laboral y económica de sus asociados, además de ofrecer asesoramiento sobre novedades en los distintos sectores agroalimentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here