Tras analizar la circular de coordinación donde se establecen las medidas de flexibilización de la PAC la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) considera que son totalmente insuficientes y le sorprende que no se hayan tenido en cuenta algunas flexibilizaciones necesarias agronómicamente para Castilla y León. En este sentido, la organización reitera la necesidad de permitir el levantamiento de las parcelas tras su siega en verde.

UCCL ha pedido de nuevo que se pueda permitir levantar las parcelas cuando se sieguen para forraje, prohibido actualmente por condicionalidad reforzada hasta el 1 de septiembre. Para la organización, la labor agronómica tras las lluvias es importante por un lado para contribuir al mantenimiento de la humedad en la tierra evitando la evaporación en un año como éste de sequía, y por otro al considerarse que el levantamiento de las parcelas tras su siega en verde es una muy buena práctica agronómica que ayuda a eliminar la flora adventicia que crece tras la finalización de los cultivos.

Igualmente esta organización reclama dentro de las medidas de flexibilización de la PAC que se permita realizar abonado orgánico sobre las parcelas de barbecho durante todo el año. El mayor inconveniente radica en las ordenanzas municipales que también prohíben hacerlo durante los meses de verano, y, por tanto, restringen los meses del año para poder aplicar sus purines de sus explotaciones.

Y finalmente, otra de las peticiones planteadas desde la UCCL tiene que ver con los cultivos leñosos, donde piden que los cultivos leñosos con menos de 5 años desde que se han plantado, no sea requisito necesario dejar cubierta vegetal sembrada o espontanea, «ya que supone una competencia real con el cultivo sembrado, y en un año como este, donde la falta de agua es patente, podría suponer que la planta muera ante la falta de estrés hídrico», advierten los responsables de la organización agraria.