Pocos cambios en los precios de la tablilla cerealista, con muy poco movimiento operativo en el sector esta jornada, en la tónica de las últimas semanas en este mercado en la lonja del Ebro.. La falta de operatividad en el mercado se achaca a la falta de ganas compradoras de las fábricas por la falta de consumos ganaderos, pero también a las pocas prisas del agricultor por sacar oferta al mercado.

En esta semana repiten las cebadas y los trigos blandos, con presión por parte del puerto para vaciar género almacenado y a la espera de nuevas llegadas. Bajan ligeramente los trigos duros, con un mercado muy parado. Repiten los girasoles, aunque haya presión de cosecha. Baja el maíz, que se está cosechando, aunque este año no hay una gran presión por una menor superficie sembrada esta campaña. (Ver cotización de la lonja del Ebro y otras lonjas aquí)

FORRAJES: El mercado forrajero sigue tranquilo, con una demanda nacional que sigue comprando, pero con el despertar de la demanda extranjera, después de meses sin llamar, aunque todavía sin cerrar grandes operaciones. Cerrando el quinto corte, no se espera que entre mucha extra en los almacenes y las existencias de paca de calidad esta campaña no han sido tan abundantes como en otros años.

FRUTOS SECOS: Se mantienen las repeticiones con algunos recortes en la tablilla de las almendras esta semana. El mercado sigue estando más operativo que hace unas semanas, pero también están entrando más existencias en los almacenes, por lo que hay un equilibrio entre lo que sale al mercado y no retiene el productor y la demanda actual del sector.

FRUTAS: Repetición generalizada en la tablilla de las frutas, en un mercado tranquilo en el que se está a la espera todavía de cotizar las manzanas. Siguen cotizando las frutas de hueso hasta terminar las pocas existencias que hay en los almacenes. Las peras mantienen precios con fortaleza, con una buena demanda nacional y extranjera.

PORCINO: Una semana más siguen bajando las cotizaciones en la tablilla del cerdo, en un nuevo intento para colocar oferta en el mercado europeo, ante la ausencia de demanda de terceros países. El mercado de la carne en Europa está difícil, con una dura competencia entre los países para vender y unos consumos que están siendo discretos.

LECHONES: Cambio de tendencia en la tablilla del lechón, que asoma esta semana con el signo positivo después de muchas jornadas en negativo. La desaparición de oferta exterior en nuestro mercado, al preferir Países Bajos destinos más cercanos, ha animado a subir precios al colocarse sin problemas todo lo que ha salido, e incluso con una demanda que se ha quedado sin cubrir.

AVES: Repiten de nuevo las cotizaciones en la tablilla del pollo, en un mercado donde se notas uns falta de operatividad. En el vivo, el campo está controlado con una oferta que sigue siendo corta. En el mercado de la canal, los pedidos están activos, pero la relación de oferta y demanda de animales está equilibrada, aunque sigue habiendo algunas zonas donde sí que se echa en falta algo más de oferta.

HUEVOS: El mercado está más equilibrado que en semanas anteriores, con repeticiones y ligeras subidas, en esta ocasión en las categorías pequeñas. La demanda sigue fuerte y animada, con pedidos tanto para el consumo interno como para salidas al extranjero.

VACUNO: Repetición generalizada en la tablilla de las canales de vacuno, que cierra la tendencia alcista en la que se movía el sector en las últimas semanas. Sigue habiendo poco ganado en el campo, pero suficiente para las ventas actuales. El consumo interno no termina de despegar por la climatología actual, con temperaturas elevadas que no favorecen el consumo de los delanteros.

OVINO: La falta de animales continúa instalada en el mercado del ovino, siendo el principal motivo para mantener otra jornada más la tendencia positiva de los precios. Los animales comerciales están más buscados esta semana por la proximidad de las fiestas. A esto se añade que siguen faltando animales y que en el campo no entra tanto animal de peso para sacrificio como está saliendo.

Y mientras siguen subiendo los intermedios, los lechales y los animales más grandes siguen repitiendo. Los pequeños se mantienen sin cambios porque van saliendo más y sigue entrando oferta de fuera a precios competitivos. Los animales grandes, preferentemente destinados a la exportación, están más presionados por los precios de los mercados europeos y no permiten más alegrías.