Repartidos por los principales municipios productores de frutos rojos, más de 50.000 personas trabajadoras de temporada necesitan acceder a servicios bancarios en la provincia. Sin embargo, la falta de medios de las entidades financieras provoca un colapso en las oficinas en los municipios productores, lo que ocurre año tras año por las mismas fechas.

Por esto, UPA Huelva denuncia que, con un escenario de disminución constante del número de oficinas disponibles de las entidades financieras y donde no se amplían ni horarios ni número de cajeros en municipios donde la población se duplica o triplica, «el resultado es fácil de esperar».

Cualquier usuario/a que necesita acudir a una oficina bancaria para realizar una gestión tiene tiempos de espera de más de una hora. Esto incluye a usuarios/as de cualquier perfil, sean particulares o empresas. En el caso de empresas el problema ocurre por las mañanas y en el caso de los trabajadores/as el colapso se produce a partir de las 16:00h que es cuando terminan su jornada laboral y acuden a los cajeros.

En el caso de los empresarios agrícolas esto se convierte en un problema, porque cuando la gestión bancaria necesita de la atención personalizada en la oficina, con estos tiempos de espera y con las plantaciones de frutos rojos a pleno rendimiento, acudir al banco significa perder una parte importante de la jornada. Todo ello en un momento en el que la temporada de recolección requiere máxima atención a pie de campo. Esto es especialmente problemático en los pequeños empresarios/as porque es el momento en el que más trabajadores/as están en finca y se requiere de una mayor atención.

«SON MUCHOS LOS MILLONES QUE SE MUEVEN DURANTE LA CAMPAÑA DE FRUTOS ROJOS Y ES LÓGICO QUE LOS SERVICIOS BANCARIOS ESTÉN ACORDES CON ESTAS CIFRAS»

En este sentido, UPA Huelva quiere demandar una mayor disponibilidad de medios por parte de las entidades financieras en los municipios freseros. «En primer lugar, porque es lógico que una mayor demanda venga acompañada de un mejor servicio. Y en segundo lugar porque la situación de colapso que puede observarse en las oficinas bancarias no contribuye a dar una buena imagen sobre la importancia y repercusión social y económica que la campaña de frutos rojos tiene sobre los municipios en la realidad». Esto se refleja especialmente en aquellos/as usuarios/as que no trabajan directamente en la campaña o vecinos de estos municipios que no desarrollan una actividad agrícola, pero que si necesitan de unos servicios bancarios adecuados que no estén afectados por esta situación.

UPA Huelva quiere destacar el esfuerzo y desempeño de los trabajadores de las oficinas bancarias durante esta época, que ven cómo con los mismos medios deben atender a una población que se duplica o triplica. Por eso, insiste en que son las entidades financieras las que deben ampliar sus medios personales, materiales y sus horarios ante un incremento de su clientela previsible, dado que se repite temporada tras temporada en las mismas fechas.

UPA Huelva hace un llamamiento a las entidades financieras a que refuercen sus servicios en estos municipios durante la campaña de frutos rojos. El acceso a los servicios que contratan trabajadores/as y empresas durante la campaña agrícola es similar campaña tras campaña y tiene un coste en forma de comisiones y el correspondiente aumento en sus cuentas de resultados. «Son muchos los millones de euros que se mueven durante la campaña de frutos rojos en las entidades bancarias, por lo que es lógico que los servicios bancarios estén acordes con estas cifras y no se produzca una pérdida en la atención personal y la calidad hacia los usuarios/as», aseguran.

(Foto principal: Archivo 65ymas)