Las fuertes tormentas de lluvia y granizo que descargaron este lunes 14 en el norte de la provincia de Cáceres han causado numerosos daños en explotaciones de tabaco de las comarcas de La Vera y el Campo Arañuelo, así como en secaderos de pimentón.

Varias organizaciones agrarias han realizado un primer balance de daños en dos cultivos que se encuentran en plena campaña de recolección y han pedido a los técnicos de Agroseguro que visiten lo más urgentemente posible esta zona afectada para evaluarlos. Además, ha instado a la Administración regional a hacer pronto sus valoraciones para constatar el resto de daños que se hayan producido en la zona, que se suman a los que ya padece el sector.

Así, el secretario de agricultura de UPA-UCE Extremadura, José Cruz, ha asegurado que se trata de «un fuerte golpe para dos cultivos fundamentales de La Vera por la mano de obra que generan y la riqueza que aporta a un territorio con pocas alternativas».

UPA-UCE estima que las tormentas han dañado entre el 60 y el 70% de la producción de tabaco de Jaraíz de la Vera y, en el caso del pimentón, las fuertes rachas de viento han arrasado con muchos secaderos de la zona.

Según las primeras estimaciones de esta organización agraria, las tormentas han afectado, principalmente, a los municipios de Jaraíz de la Vera, Tejeda de Tiétar y Piornal, además de Don Benito y Entrerríos, entidad local menor de Villanueva de la Serena.

Asaja Extremadura ha hablado también de ruina en las cosechas de tabaco, y algunas de pimentón, que en plena campaña de recogida se estaban produciendo en las vegas de los términos municipales de Aldeanueva de la Vera, Collado, Casatejada, Jaraíz de la Vera y Cuacos de Yuste.

PÉRDIDAS INICIALES DE UN MILLÓN DE KILOS DE TABACO PERDIDOS CON UN CÁLCULO APROXIMADO DE 12 MILLONES DE EUROS

En este sentido, ha señalado que la zona más afectada corresponde a la finca municipal la Mesilla, que pertenece al Ayuntamiento de Aldeanueva de la Vera, y que la tiene arrendada a 94 familias de la zona (cuatro hectáreas para cada una), y que dan trabajo a otras cien familias, además de ellas mismas.

«Todas ellas tienen asegurada su labor hasta finales de noviembre, pero después del tornado del lunes, que comenzó sobre las 20:00 horas, ya no podrán completar su trabajo», ha señalado el presidente de Asaja Extremadura, Ángel Blanco.

Blanco ha apuntado que la recolección de la cosecha de tabaco se encontraba alrededor del 15-20% de su producción, sobre todo en las primeras hojas de la modalidad de Virginia, por lo que los primeros cálculos apuntan a una pérdida sobre el millón de kilos perdidos.

De igual forma, La Unión Extremadura ha señalado que las pérdidas por la granizada en las comarcas del norte de Cáceres pueden superar los 12 millones de euros.

Según La Unión, se ha producido un daño total en alrededor de 1.700 hectáreas y un daño parcial en alrededor de otras 1.500 ha.

La pérdida actual de producción se valora en alrededor de las 6.000 toneladas, aunque este daño puede ir en aumento dependiendo de que la meteorología permita o no el recolectar hojas parcialmente dañadas.

(Fotos: Organizaciones agrarias)