Los colectivos que integran la España Vaciada de Castilla y León han invitado a colgar prendas blancas de los balcones de las casas de los pueblos como forma de manifestar el malestar por «el desmantelamiento del sistema sanitario en el mundo rural» de la Comunidad Autónoma.

La coordinadora de la España Vaciada de Castilla y León, que integra a una treintena de plataformas y colectivos sociales de la Comunidad, ha animado a secundar esta acción como forma de visualizar la problemática de la atención sanitaria en el medio rural, según ha informado en un comunicado.

Ha justificado la acción simbólica de protesta porque el sistema sanitario en el mundo rural «vive en una precariedad continua» y el «desmantelamiento» de lo público hace que cada vez tenga menos recursos, especialmente de falta de profesionales, algo que se agudiza en verano.

Esta época del año los pueblos aumentan su población mientras que hay menos sanitarios en los consultorios locales, lo que hace que «se vean las costuras de nuestro sistema sanitario y su incapacidad para atender en condiciones dignas a toda la población del mundo rural», ha asegurado la coordinadora.

Con el gesto de colocar una prenda de color blanco en los balcones o ventanas de las casas, la España Vaciada de Castilla y León quiere hacer ver la necesidad de poder atender a los pacientes del medio rural en sus consultorios locales con personal y medios suficientes.

La coordinadora ha puesto de relieve la importancia que tiene para el mundo rural acceder a una atención primaria de calidad en el territorio, «independientemente del tamaño del pueblo o de la estación del año».

Desde las organizaciones que integran la España Vaciada de Castilla y León han sostenido que la escasez de medios no es fruto de la situación sanitaria actual derivada de la covid-19 sino que es «el resultado de años de desinversión y olvido».

Por ello, han animado a todos los habitantes de los pueblos a colgar una prenda blanca para que la Administración reciba la reivindicación que plantean.