Artzain Eskola o Escuela Vasca de Pastores ha celebrado la clausura de su vigesimocuarto curso de formación de pastores y pastoras, con la tradicional entrega de los diplomas y las makilasa los 13 alumnos y alumnas que han finalizado los estudios este año.. En el acto se ha puesto de manifiesto que hay ofrecer un sector con futuro y competitivo, es clave para que el relevo generacional sea posible, para que el pastoreo, además de un trabajo vocacional, también sea una actividad económica reconocida

Debido a las restricciones de aforo por motivo de la pandemia, además de los recién diplomados y diplomadas, este año la ceremonia solo ha contado con la presencia de los y las representantes institucionales entre quienes se encontraban el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz; la alcaldesa de Oñate, Izaro Elorza; el director de Agricultura y Desarrollo Rural de Gipuzkoa, Xabier Arruti; la directora de Montes y Medio Rural de Gipuzkoa, Arantxa Ariztimuño; el director de HAZI, Peli Manterola y el director de Artzain Eskola, BatisOtaegi.

La escuela de Arantzazu trabaja con el objetivo de mantener vivo el pastoreo en Euskadi y conservar la raza de oveja latxa. Para ello cada año ofrece una formación basada en módulos teóricos y una parte práctica,que se lleva a cabo en caseríos o explotaciones, a aquellas personas que deciden desarrollar su futuro profesional en el sector ovino y caprino. Durante el acto de clausura, el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria, Bittor Oroz, ha destacado que el futuro pasa por prestigiar el sector ovino y caprino para atraer a esta actividad milenaria a nuestros/as jóvenes. “Tenemos que ofrecer un sector con futuro y competitivo, es clave para que el relevo generacional sea posible, para que el pastoreo, además de un trabajo vocacional, también sea una actividad económica reconocida, que genera empleo, riqueza, bienestar y sea también,una pieza fundamental del sector primario y de la revitalización de las zonas rurales de Euskadi”, ha añadido.

PERFIL DEL ALUMNADO DONDE AÚN FALTA MÁS PRESENCIA DE MUJERES

Tras sus 24 años de trayectoria, la escuela ha formado a un total de 297 pastores y pastoras, quienes más de la mitad cuentan actualmente con rebaño propio. Entre los 13diplomados y diplomadas de este año hay 10 hombres y 3 mujeres. Uno de los retos a los que se enfrenta Artzain Eskola es la dificultad para atraer a mujeres a la formacióndentro del sector ovinoy caprino.

Durante toda la trayectoriade la escuela, la presencia de mujeres frente a la de hombres no llega a una cuarta parte del total. En este sentido, el viceconsejero Oroz ha subrayado que “debemos promover y facilitar la presencia de las mujeres en este sector, visibilizando más su trabajo como pastoras o como productoras de queso. Quiero hacer un reconocimiento a las tres mujeres que se han diplomado hoy, y a todas las mujeres del sector y el pastoreo en Euskadi”.

En cuanto a las edades, la mayoría de los y las estudiantes que se han diplomado en Arantzazu son jóvenes menores de 41 años, un dato que vuelve a garantizarel relevo generacional en el sector. Del total del alumnado que ha pasado por la escuela, el 21% eran menores de 20 años, el 51% eran jóvenes de entre 21 y 30 años, el 23% de 31 a 41 años y solo un 5% eran mayores de 41. En cuanto al lugar de origen del alumnado de este curso, 5 proceden de Bizkaia, 4 de Gipuzkoa y otras 4 personas se han acercado a la escuela de Arantzazu desde otras comunidades autónomas.