La Federación de Mujeres Rurales, FEMUR, organización pionera y referente en la defensa y promoción de las mujeres rurales, entregó este martes 26 sus XV Premios Nacionales FEMUR Mujer 2021 dentro de su Gala conmemorativa del 30 Aniversario de la entidad, en un acto celebrado en el Teatro Juan Bravo de Segovia donde se congregaron 200 mujeres rurales de toda España.

La Presidenta Nacional de la entidad, Juana Borrego, hizo un recorrido por estos 30 años de historia y puso en valor todo lo que las mujeres rurales han avanzado en estas tres décadas. «Muy poco a poco, primero con unas pocas mujeres saliendo de casa, ahora somos 500.000 pertenecientes de todo el mundo y seguimos luchando por unos objetivos muy concretos que mejoren nuestra calidad de vida, donde seamos nosotras mismas y con más igualdad de oportunidades».

Borrego insistió en la necesidad de concienciar a la sociedad de las enormes desventajas que las mujeres rurales aún presentan en el campo. «En FEMUR trabajamos su autoestima dentro y fuera de casa» además, reivindicó políticas y ayudas económicas para la figura de la ama de casa «son uno de los colectivos más desfavorables y su nivel de desprotección es altísimo. Creo que hay que plantear ayudas directas para erradicar esa desigualdad social» subrayó la Presidenta.

Finalmente, y con la mirada puesta en un próximo horizonte, la Presidenta Nacional, matizó que su entidad sigue apostando decididamente por la digitalización de la mujer rural y su empoderamiento, así como con  nuevas acciones innovadoras, como el manejo de drones, entre otras tecnologías.

RAÍCES DE PUEBLO

La gala de los Premios Nacionales FEMUR Mujer 2021 de FEMUR fue el escenario ideal para resaltar la labor de personas muy conocidas, con la entrega de las categorías de actriz, comunicación, música y artesanía.

«El futuro es mujer» decía la primera premiada Anabel Alonso, que en su intervención recordó sus veranos en el pueblo salmantino de sus padres y habló de la mayor libertad pues «ahora las niñas tienen un campo más amplio de mujeres que han batallado y han conseguido lo que son ahora, a pesar de que queda mucha lucha por delante».

Con su humor y gracia, la actriz recordó que las mujeres rurales también hacen arte. «Con la naturaleza, labráis al compás del frío y del calor» y se sintió profundamente agradecida con un Premio tan especial e importante «viniendo de 500.000 mujeres» comentó Alonso.

La siguiente premiada fue la artesana, Mila Sánchez, procedente de Béjar (Salamanca) quien muy emocionada y nerviosa agradeció el cariño del Premio e hizo un repaso por la historia de Garrapiñadas  Sánchez, la empresa familiar de la que siente muy orgullosa. «Ahora es mi hija India de ocho meses quien me da esa fuerza para seguir trabajando después de los duros meses que hemos pasado el sector artesano de la alimentación».

En la entrega del tercer premio, la periodista Lydia Lozano, ha reconocido la inmensa labor que FEMUR está haciendo «por la mujer en la España rural, por una mujer más competitiva y con mayor éxito» porque «juntas el camino no es más fácil, pero sí es más sencillo cuando hay tramos muy complicados». «Seamos realistas, es imprescindible FEMUR para lograr una sociedad más igualitaria para nuestra mujer».

Y finalmente otro Premio para Rozalén que nada más subir al escenario ha querido plasmar sus orígenes rurales. «Me crie entre mujeres en silencio» dijo muy emocionada mientras daba las gracias a FEMUR y a todo el teatro «por su cariño y cercanía». La cantante subrayó la doble discriminación que supuso para muchas generaciones, como su madre y su abuela, ser mujeres y estar en el ámbito rural, «mi generación tiene que dar las gracias a sus madres y abuelas, porque sin ellas ahora no podríamos contar con la libertad y derechos». Además, reconoció que su vida, siempre ligada al mundo rural, le aporta unos valores «que no tienen nada ver con la ciudad y que son la base de la sociedad». Un gran broche final para esta Gala de los Premios Nacionales FEMUR Mujer.