Las autoridades francesas han detectado un primer foco de gripe aviar «altamente patógena» de la capa H5N8 en una tienda de animales de la isla de Córcega, anunció el Ministerio de Agricultura.

La detección sigue a los casos de gripe aviar en aves salvajes o domésticas detectadas en las últimas semanas en Dinamarca, Alemania, Holanda, Reino Unido e Irlanda.

El foco francés fue detectado tras constatarse «un nivel anormal de mortalidad» entre las aves de la tienda, por lo que todas fueron sacrificadas, señaló el Ministerio en un comunicado.

Tras conocer el caso, el ministro de Agricultura, Julien Denormandie, convocó una reunión con un comité de expertos en la que se acordó incrementar a «elevada» la alerta en todo el país, añadió la nota.

El pasado día 5 esa alerta elevada había sido declarada en los corredores de paso de aves migratorias y en zonas con un riesgo particular ante la detección de varios casos en otros países del norte de Europa.

Ese mismo día, las autoridades holandesas ordenaron el sacrificio de 215.000 pollos de una granja del este del país tras diagnosticarse varios casos de la enfermedad.

El Ministerio de Agricultura estableció un sistema de vigilancia en las aves de la zona de Córcega en la que se detectó el foco, así como entre los criadores y proveedores de la tienda de animales donde estaban los pájaros infectados.

Cabe recordar que la semana pasada, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación informaba a las comunidades autónomas de que eleva el nivel de vigilancia y de bioseguridad en las explotaciones avícolas, como consecuencia de la situación de la zoonosis influenza aviar (o gripe aviar) en el norte de Europa, dado que España, que hasta la fecha no ha detectado ningún foco de gripe aviar, es una de las zonas de paso de las aves migratorias.

(Foto principal: Archivo)