Por seis votos a favor, sobre un total de 10, tres en contra y una abstención, el Consejo Regulador de la DOP Jabugo ha aprobado comenzar a denunciar ante la justicia a todas las empresas que tengan marcas comerciales que usen el nombre del pueblo onubense y que hayan sido creadas después de julio de 2015, fecha en la que el ministerio de Agricultura aprobó el cambio de nombre de la DO, de Jamón de Huelva a Jabugo. y que en 2017 se aprobara oficialmente en el BOE.

La última reunión del consejo de la DOP Jabugo, celebrado la semana pasada, dejó patente la división interna existent, según recoge Carlos Pizá en elconfidencial.com. Si no una nueva guerra del jamón, al menos sí puede hablarse de profundas diferencias entre las principales empresas integradas en esta figura de protección.

La decisión de ir a los tribunales de forma sistemática contra marcas posteriores a 2015, por entender desde la DOP que se generan confusión en el consumidor, sigue a la decisión adoptada por el consejo de la denominación a finales de 2018. Se aprobó que el precinto que acredita a los jamones y paletas como acordes a las reglas de la DO pueda ponerse solo a las piezas procedentes de cerdos 100% ibéricos engordados en libertad en zonas de dehesa de Huelva, Sevilla, Cádiz, Córdoba, Málaga y Extremadura. Y sacrificados y curados en alguno de los 31 municipios incluidos en la DOP.

De qué parte de los miembros de la DOP Jabugo que abarca 31 municipios de la sierra de Huelva, temen que tras ese primer paso se entre también a clarificar el uso del término Jabugo en las marcas que ya lo incluían con anterioridad a 2015. Algunas empresas integradas en la DO están en esa situación. Es decir, ¿será también por ejemplo la marca emblemática 5J, que usa el término Jabugo junto a esa enseña, una de las que tendrá que dejar de usarlo? “Si se decide avanzar en este tema, habrá que ir a por todas las marcas”, advierte una fuente del sector.

Y es que en las anteriores a la creación de la DOP, parte del consejo pretende establecer una distinción: marcas que estuvieran registradas y marcas que no lo estuvieran. Osborne la tiene registrada, como también alguna enseña que posee la citada Incarlopsa o Vall Companys, mientras que otros grupos integrados en la DOP, como Jamones Bomba (con Sierra de Jabugo entre sus marcas), no. Y esta circunstancia es la que genera división interna. Fuentes de la DOP han rehusado hacer ningún comentario a preguntas de El Confidencial en tanto en cuanto el acta de la reunión de septiembre no sea aprobada en la siguiente reunión de este mes de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here