El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegido (DOP) Dehesa de Extremadura ha decidido modificar su pliego de condiciones, con el objetivo de «afianzar la excelencia» y «proporcionar al jamón y la paleta DOP Dehesa de Extremadura una mayor y mejor diferenciación», para que a partir de ahora sólo se certifiquen cerdos 100% ibéricos; pero en la modificación de dicho pliego ocultan que siguen permitiendo el cruce entre cochinos, según recoge Regina Marín en vozpopuli.com.

De esta manera, venderán presumiblemente como ibérico (y a precio de ibérico) lo que no lo sea y con la aprobación de todos los niveles administrativos implicados, incluyendo la Comisión Europea, que hasta ahora no ha formulado oposición alguna a esta adulteración.

Para ubicar la historia desde el principio hay que remontarse al 13 de abril de 2022. Ese día, la DOP publicó en su muro de Facebook un post en el que anunciaban que, en ‘pro’ de la excelencia, y en reunión celebrada por su junta de gobierno el 25 de marzo de ese año, habían acordado «modificar el Pliego de Condiciones para delimitar su ámbito en Jamones y Paletas amparados únicamente a las producciones 100% Ibérico eliminando las producciones cruzadas al 75%».

Unos meses más tarde, el 13 de octubre del ’22, se publicó definitivamente el nuevo Pliego de Condiciones en el que efectivamente ratifican esta teórica nueva medida de incluir, supuestamente, solo cerdos 100% puros. Pese a que su creación data del mes de octubre, no fue hasta el 16 de diciembre del mismo año que fue registrado en la Consejería de Agricultura de la Junta Extremeña.
Sin embargo, en uno de los folios finales del citado texto se recoge de manera literal «que en esta denominación se permite el cruce del ibérico con el 25% de duroc-jersey ya que implica una serie de ventajas que mejoran la producción, destacando: menor mortalidad de los lechones al destete; mayor número de lechones por cerda (2 o más); superior velocidad de crecimiento; mayor porcentaje de magro en sus canales». 

Tras cumplir con los protocolos y procesos administrativos nacionales, (sin recibir ninguna oposición por esta irregularidad) la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura, (comandada entonces por Begoña García Bernal, actual secretaria de Estado de Agricultura y Alimentación) el día 25 de abril del 2023 a petición de la DOP remitió el expediente al Ministerio de Agricultura, con su consiguiente publicación tanto en el BOE como también en el Boletín Oficial de Extremadura. Así, el 1 de junio del 2023, con la aprobación y validación del MAPA, el documento llegó a la UE.

Una vez recibido y examinado el expediente, el organismo competente de la Comisión Europea advirtió y formuló algunas observaciones que el MAPA registró de entrada el día 22 de agosto y posteriormente notificó a la Junta de Extremadura. Según consta en la documentación oficial emitida escuetamente por el MAPA, la información solicitada fue atendida y trasladada a Bruselas en fecha 11 de septiembre de 2023.

Vozpópuli ha contactado con la Comisión Europea para preguntar sobre cuáles eran las observaciones requeridas, pero se ha limitado a responder que «como la investigación sigue en curso, no pueden hacer comentarios al respecto» e indican que las especificaciones revisadas del producto están disponibles públicamente y se pueden encontrar en la Junta».