El pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja ha aprobado este miércoles 17 las normas de campaña para la vendimia 2019, un acuerdo que este año cierra rendimientos diferentes atendiendo al color de la uva.

El acuerdo contempla la entrada en bodega de un rendimiento equivalente al 110% del establecido para variedades tintas y 106% del determinado para variedades blancas; mientras que el rendimiento de transformación será del 71%, según una nota el Consejo de la DOCa, a la que pertenecen las comunidades riojana, vasca y navarra.

Ha recordado que, el pasado mes de octubre, el pleno del Consejo Regulador acordó un rendimiento de campaña del 101% y uno de transformación del 71%.

Como novedad, este año el stock será aplicado únicamente a uva tinta y cambia el sistema anterior

Además, fruto de las mejoras operativas derivadas de la experiencia, las normas añaden una revisión de la figura del “stock cualitativo voluntario”, sistema aprobado el año pasado, que pretende preservar la sostenibilidad cuantitativa y cualitativa y que opera a nivel individual y colectivo.

Como novedad, este año el stock será aplicado únicamente a uva tinta y cambia el sistema anterior, que se basaba en una constitución de renuncia.

Así, en 2019, es necesario que el viticultor y la bodega formalicen su acuerdo presentando el documento antes de efectuar la declaración de elaboración y, como tarde, el 15 de noviembre. Se recuerda que el stock se constituirá en una sola bodega.

En el caso de las uvas tintas, el rendimiento de campaña será del 110%, hasta 7.150 kilos; el máximo amparable será hasta de 6.565 kilos por hectárea, equivalente al 101 % del establecido.

Sobre los 585 kilos restantes, el 9%, el viticultor, de común acuerdo con la bodega en la que se entreguen, podrá constituir un stock cualitativo.

En el caso de las uvas blancas, el rendimiento de campaña será del 106 %, hasta 9.540 kilos; el rendimiento máximo amparable será hasta de 9.090 kilos por hectárea, equivalente al 101 % del establecido.

Ha indicado que los 450 kilos restantes, el 5%, serán admitidos como provenientes de desviaciones por causas climatológicas y la transformación que resulte será vino no amparado.

En lo referente a los rendimientos de transformación, el ratio para este año se fija en 71 litros de vino por cada 100 kilos de uva, cifra que es diferente para los vinos procedentes de Viñedos Singulares (65%) y para los espumosos -blancos y rosados- de calidad (62%).

La transformación de las entregas que excedan de los rendimientos de campaña se destinará a destilación

Con carácter excepcional, si a resultas de las entregas se rebasase el rendimiento de campaña, no se derivarán consecuencias negativas para el viticultor, siempre y cuando no se haya excedido el rendimiento máximo contemplado en el pliego de condiciones.

La transformación de las entregas que excedan de los rendimientos de campaña se destinará, en tal caso, a destilación, ha señalado el Consejo Regulador.

Además de las modificaciones llevadas a cabo durante este año, el pleno ha corroborado el compromiso asumido y plantea la revisión de la figura del stock en 2020, con el fin de “seguir mejorándolo, haciéndolo atractivo y adecuándose a las necesidades de los operadores”.

El pliego añade que se deberá comunicar, previo al inicio de la vendimia, las elaboraciones de carácter especial, que, entre otras, serían las de vinos blancos y rosados fermentados en barrica, así como dulces y semidulces.

Desde la dirección del Órgano de Control se ha informado sobre la evolución del proceso de implantación a la Norma UNE-EN ISO/IEC 17065:2012 tras la primera auditoría ENAC.

Se han considerado “muy satisfactorios” los primeros pasos tramitados por parte de las bodegas, proceso en el que muchas de ellas llevan trabajan como “piloto”‘ desde hace más de un año y han mostrado una gran capacidad de adaptación.

Ahora será cuando el Consejo Regulador haga llegar a todos los operadores la solicitud y el contrato de certificación, que deberán devolver, correctamente cumplimentados, antes del inicio de vendimia o, en su defecto, del uno de septiembre.

Además, los Servicios Técnicos del Consejo Regulador han informado que el estado sanitario de la planta es “óptimo” y la situación vegetativa es “extraordinaria”, propia de “una campaña que parecería moverse en fechas habituales”.

(Fotos: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here