La Denominación de Origen (DO) Valdepeñas estudia aumentar este año en un 10 por ciento la producción permitida por hectárea, que en condiciones normales asciende a 7.500 kilos para uvas tintas y a 8.000 para blancas, debido a la «espectacular» cosecha que se prevé y a los excedentes de vino por la covid-19.

Así lo anunció en rueda de prensa el presidente de la DO, Jesús Martín, quien ha señalado que a este incremento se podría añadir otro 10% más por hectárea que no iría para vinos con marchamo ‘Valdepeñas’, tal y como recoge el pliego de condiciones para no tener que descalificar la parcela.

La propuesta se trasladará en la reunión que celebrará la junta directiva el próximo 3 de julio, tal y como han pedido las asociaciones de industriales ‘Asevivaldepeñas’, liderada por Félix Solís, y ‘Maestros Bodegueros’.

COMPÁS DE ESPERA A VER CÓMO EVOLUCIONA LA GUERRA COMERCIAL EN EL SENO DE LA DO

Martín ha confiado en que todas las partes, industriales y agricultores, acudan a la reunión porque «hay que dar una respuesta al Ministerio de Agricultura»sobre la producción por hectárea  y por el bien de la Interprofesional.

Ha añadido que no sabe qué va a pasar en la reunión, en alusión a la ‘guerra comercial’ en la que parece que están inmersos Félix Solís y García Carrión, los dos grandes operadores de la DO ‘Valdepeñas’ que han incrementado sus ventas durante la pandemia.

Por otro lado, el presidente de la Denominación ha dejado claro que no está en el cargo para adoptar acuerdos, sino para que «los que se tomen se cumplan», y ha insistido que «las luchas» entre los operadores se solucionen donde se deban, pero que en ningún caso no va a permitir que «ensucien» el Consejo regulador porque «además de una bastardía es echar piedras contra nuestro tejado».

Asimismo. ha recordado que en 2016 accedió a dirigir la DO por espacio de un año y que cada vez que finaliza un ejercicio le piden que se quede «por una u otra cosa» y ha reiterado que pone su cargo a disposición como lo hizo en la última junta directiva porque lo pidió ‘Avival’, la asociación creada por García Carrión, que no se presentó a la misma y no se pudo celebrar.

Además de calificar esta actitud de «juego de niños», Martín ha señalado que cada vez que «oía denuncias y presuntos fraudes» trasladaba la documentación a la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural lo que ha dado lugar a tres expedientes en 2018, además de otros más en 2019 que podrían acabar con penalizaciones.