Después de más de 2 meses reclamando de todas las formas posibles una reunión con el consejo rector y el presidente de la cooperativa COATO, José Luis Hernández Costa, los socios almendricultores que protestan porque consideran que han dejado percibir hasta tres millones de euros en la liquidación de la almendra de la pasada campaña han conseguido que los responsables de la cooperativa se sienten a hablar.

Y aunque la citación, prevista para el próximo día 3 de octubre, ha llegadoa través de la página de Facebook de la cooperativa, según expongo como sigue, desde la posición de afectados, valoran positivamente este paso que han dado desde la dirección y órganos de gobierno de la cooperativa, y por ello hemos pospuesto acciones judiciales que ya tenían preparadas hasta que se produzca esta reunión.

Están dispuestos a hablar de todo, pero ven lo más urgente cerrar un acuerdo sobre los precios de la pasada campaña

Una reunión a la que piensan que debe darse la formalidad correspondiente levantando acta de la misma y acordando soluciones directamente ejecutivas que lleven al bolsillo de los almendricultores afectados las cantidades de dinero que procedan por la liquidación de la almendra que aportaron en la campaña 2016 a su cooperativa, insistiendo en este sentido   que deben cobrar «al menos a precios medios de mercado de dicha campaña».

Asimismo, confían en que de alcanzar un acuerdo se podría «recobrar de nuevo la confianza de llevar el producto esta campaña 2017 garantizando precios medios de mercado a los socios productores».

De igual forma, dejan claro que al margen de que en este diálogo abierto se produzcan acuerdos, se muestran abiertos a cuantas reuniones nos requieran para hablar de otros muchos temas que quedan pendientes, y de suma importancia, como pueden ser los Fondos Operativos OPFH, la regeneración política de la cooperativa, la transparencia y democracia, aunque insiste en que lo más urgente y prioitario «es solucionar la campaña de almendra 2016, y medidas favorables para esta campaña 2017».