Lo que no había conseguido el sector tras años de lucha y de chocar frente a la Administración, lo ha consegido el coronavirus en poco más de un mes. El Gobierno ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la normativa necesaria para que, durante el estado de alarma en que nos encontramos por el coronavirus, se pueda solicitar la bajada temporal de potencia de los puntos de suministro con tarifas 3.1 y 6.1 al objeto de que se puedan adaptar los contratos a las pautas de consumo y sin que proceda cargo alguno.

De esta forma, con esta bajada temporal de potencia se permite que la modificación de las potencias se mantenga durante tres meses tras la finalización del estado de alarma algo que puede generar cierto ahorro a las explotaciones agrícolas que no vayan a comenzar a regar en breve., según destaca Asaja Palencia en una nota de prensa.

Ya en la Ley 1/2018, publicada el 7 de marzo de 2018, se modificaba la Ley 24/2013 del Sector Eléctrico incluyéndose que “el contrato de acceso para regadío contemplará la posibilidad de disponer de dos potencias diferentes a lo largo de 12 meses, en función de la necesidad de suministro para esta actividad”.

Lo cierto es que han pasado dos años y no se ha desarrollado dicha Ley por lo que los regantes no se pueden beneficiar de esta posibilidad que ahora abre la desgraciada situación que estamos viviendo.

ASAJA-Palencia dispone de un servicio de Consultoría Energética y ha creado el correo electrónico [email protected] para que dar respuesta a todas las dudas de sus socios. Enviando la última factura, los afiliados serán informados de la conveniencia o no de esta bajada de potencia así como de otras cuestiones en las que puedan estar interesados.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here