El endeudamiento de las empresas del sector primario ha superado los 22.500 millones de euros en la primera mitad del año y sigue al alza, en gran medida por el incremento de los costes de producción, a diferencia de otros sectores, si bien su volumen continúa siendo de los más reducidos.

Así lo ha detallado este viernes la consultora AIS Group en su informe «Evolución del crédito a empresas en España 2021», elaborado a partir de datos del Banco de España.

Las cifras muestran que los créditos a compañías agrícolas, ganaderas y del resto de las actividades del sector primario sumaron 22.520 millones de euros en junio pasado, el 1,1% más que en diciembre de 2020.

Al contrario que el resto de grandes sectores, el primario ha continuado incrementando su endeudamiento en la primera mitad de 2021, si bien lo ha hecho a un ritmo menor en comparación con el último año.

Además, su cartera de créditos apenas representaba en junio el 3,8 % del total concedido a actividades productivas, frente al 19 % registrado en la industria, el 15 % en el comercio o el 14% en el sector inmobiliario.

El crédito total destinado a las empresas en España se situó alrededor de los 572.000 millones de euros a finales del primer semestre del año, lo que supone 3.100 millones menos que en diciembre de 2020, según AIS.

En cuanto a la morosidad, los créditos dudosos concedidos al sector primario se han reducido en unos 60,2 millones de euros, situándose en 1.173 millones de euros en junio pasado, mientras que la tasa de morosidad ha bajado 3 décimas, al 5,2 %.

Esta situación no es nueva. En 2019, la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras revisar los datos publicados recientemente por el Ministerio en el informe de financiación en el sector agroalimentario, ya subrayaba el aumento del endeudamiento del sector agrario que suponía al finalizar 2018 un total de 22.729 millones de euros, frente a los 19.255 millones de euros que era el saldo vivo de los créditos vigentes en el último trimestre de 2017.