La venta de maquinaria agrícola nueva en España ha alcanzado las 25.960 unidades en los primeros diez meses del año, apenas el 0,29 % más que en el mismo periodo de 2022 (25.885), según el avance del registro de inscripción de maquinaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Los datos del MAPA, a los que ha tenido acceso Efeagro, muestran que los agricultores adquirieron 6.987 tractores entre enero y octubre, lo que supone un 15,12 % menos que en el mismo periodo del año anterior.

Las ventas de maquinaria automotriz sumaron 1.392 unidades (+1,68 %), mientras que las salidas de maquinaria remolcada o suspendida aumentaron el 9,65 % en ese periodo, hasta las 15.107 unidades, y las de remolques disminuyeron el 1,28 %, con 2.474 máquinas.

Solo en octubre, la venta de maquinaria agrícola nueva creció el 7,84 % en comparación con el mismo mes del año anterior, con 2.888 unidades, de las que 1.462 eran máquinas remolcadas o suspendidas (+17,43 %), 1.019 tractores (-1,83 %), 240 remolques (-0,83 %) y 167 maquinaria automotriz (+9,15 %).

VENTAS MAQUINARIA AGRÍCOLA NUEVA ENERO-OCTUBRE 2023                 

TIPO MAQUINARIA UNIDADES ENERO-OCTUBRE (%)
TRACTORES 6.987 -15,12
MAQUINARIA AUTOMOTRIZ 1.392 1,68
De recolección 462 -1,28
Equipos de carga 688 -3,78
Tractocarros 16 -11,11
Motocultores y motomáquinas 91 21,33
Otras 135 45,16
MAQUINARIA REMOLCADA O SUSPENDIDA 15.107 9,65
Maquinaria de preparación y trabajo del suelo 2.919 29,05
Equipos para siembra y plantación 1.208 39,98
Equipos de tratamientos 5.163 -12,37
Equipos para aporte de fertilizantes y agua 1.561 -2,68
Equipos de recolección 1.942 29,73
Otras 2.314 39,40
REMOLQUES 2.474 -1,28
TOTAL MÁQUINAS 25.960 0,29

cabe recordar que estos malos resultados viene acompañados de la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de abrir una investigación sobre posibles prácticas anticompetitivas y acuerdos de reparto del mercado de la distribución de maquinaria agrícola en España. Las prácticas consistirían en «el reparto del mercado a través de la restricción de las ventas pasivas a clientes situados fuera del área especificada en los contratos de distribución», según ha informado el pasado mes de octubre la CNMC, en un comunicado.