Pese a la entrada en vigor hace tan solo una semana de nuevas restricciones destinadas al control de la pandemia en Rusia y al escenario de atipicidad reinante en el conjunto de los mercados internacionales, la DOCa Rioja celebró esta semana en la Plaza Roja de Moscú con éxito la sexta edición de su «Salón de vinos de Rioja en Moscú».

Cerca de 50 bodegas contaron con presencia en un encuentro organizado por el Consejo Regulador en las lujosas galerías GUM, en plena Plaza Roja  de Moscú, con el objetivo de acercar los vinos de la Denominación a los profesionales y líderes de opinión rusos y de reforzar su posición en el país soviético.

Dadas las restricciones a la movilidad entre fronteras, para esta edición los bodegueros no pudieron viajar a Rusia y sus vinos estuvieron representados por los importadores y delegados con los que colaboran en el país. También hubo un espacio de novedades especialmente habilitado para bodegas de Rioja sin importador, donde un equipo de sumilleres locales defendieron sus vinos. La puesta en escena, además de un ejercicio de imagen de liderazgo para la marca Rioja en Rusia, dio testimonio de la enorme diversidad y las últimas tendencias de los vinos de la Denominación.

Los 400 asistentes al acto, que cumpliendo con todas las medidas de seguridad marcadas por las autoridades sanitarias rusas se dividieron en tramos horarios diferenciados de mañana y tarde, se mostraron muy satisfechos con la calidad de la muestra, así como con la celebración en sí misma del acto, que valoraron como una oportunidad para la reactivación de relaciones comerciales en un año tan complicado. Entre los congregados, David Feijoo, responsable del Departamento de Vinos y Alimentos de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Moscú, valoraba muy positivamente el hecho de que «con este evento la Denominación de Origen Calificada Rioja haya mantenido ondeando la bandera de los vinos de España en 2020 en este mercado».

También los representantes de bodegas e importadores alabaron el hecho de que la Denominación siga apoyando este mercado en un año malo para el canal hostelero y marcado por la debilidad del rublo. En palabras de Igor Apasov, delegado y Brand Ambassador de Bodegas Vivanco, «el salón de Rioja es uno de los eventos vitivinícolas más importantes del año en Rusia; mantiene nuestras marcas en el top of mind y nos permite presentar novedades; pese a las restricciones, ésta ha sido la edición de mayor calidad en cuanto a público hasta la fecha».

Entre quienes no contaron con representes propios en el evento, Daniel Ramírez Fernández, director de Exportación de Bodegas Fernández de Piérola, comentaba desde Rioja que «como bodega que actualmente busca importador en Rusia, haber tenido la posibilidad de estar representados por sumilleres locales en el rincón de novedades y tener de esta manera visibilidad en un mercado con tanto potencial ha sido muy positivo».

El Consejo Regulador de la DOCa Rioja mantiene su campaña de promoción activa en Rusia desde el año 2014. El país se ha consolidado en los últimos años dentro del «top 10» de mercados importadores de vinos de Rioja.