Según el aforo francés, la producción mundial de trigo subirá un 2,1 % y la de cebada bajará un 2,6 % en la campaña 2021-2022, según las previsiones difundidas este miércoles por FranceAgrimer, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura francés.

Los responsables de FranceAgriMer han presentado, en una rueda de prensa virtual, las perspectivas de producción de cereales en la Unión Europea (UE) y a escala mundial para la próxima temporada.

La campaña empezará con un margen «cómodo» de existencias y riesgos de escasez hídrica, sobre todo en países como Brasil, que atraviesa una «sequía» histórica, han subrayado.

Francia es líder en el cultivo de cereal de la UE y el primer abastecedor de grano de España -país deficitario-, aunque en la campaña que termina obtuvo una cosecha muy abundante.

La jefa adjunta de la unidad de cereales de FranceAgriMer, Marion Duval, ha explicado que para el balance de la campaña 2020-2021 esperan «una fuerte bajada de las exportaciones francesas de trigo a España», estabilidad en los envíos de maíz y una subida en las ventas de cebada respecto al año anterior.

AFOROS POR PAÍSES

Según el aforo francés, la producción mundial de trigo alcanzará 790,4 millones de cereales, un 2,1 % más que la temporada anterior, mientras que las existencias de grano se situarán en 1.079 millones de toneladas (+2,6 %) y el volumen almacenado a «fin de campaña 2020-2021» subirá un 3 %, hasta los 298,1 millones.

Por el contrario, la cosecha global de cebada caerá un 2,6 %, hasta los 154,4 millones de toneladas.

En cuanto a la Unión Europea, la producción de trigo alcanzará 136,1 millones de toneladas, con un alza del 9,3 % y la de cebada se situará en 62,3 millones de toneladas, con un 3,1 % menos.

En el caso de Francia, primer productor de trigo de la UE, las previsiones apuntan a un repunte del 18,5 %, hasta 36,3 millones de toneladas.

Para otros grandes comercializadores de trigo, los aforos de France AgriMer son, en el caso de Rusia, 77,9 millones de toneladas, y una caída del 8,7 %; China, 136 millones de toneladas y un repunte del 1,3 %; e India, 110,7 millones y un crecimiento del 2,7 %.

Ucrania, importante abastecedor de cereales para España, se situará en 27,2 millones de toneladas, con un recorte del 6,8 %, de acuerdo con la misma fuente.

También augura subidas para la cosecha de trigo de Argentina, del 15,3 %, hasta los 20,3 millones de toneladas.

Los representantes de FranceAgrimer han resaltado las previsiones para Marruecos, ya que debido al buen clima prevén un crecimiento del 134,4 %, hasta 6 millones.

En el caso de los países mediterráneos, los analistas franceses han afirmado que las perspectivas son «prometedoras», incluyendo en ese grupo a España, Túnez, Marruecos, Líbano y Portugal (no ribereño).

Para la cebada, el aforo francés prevé que la cosecha de Francia y de Alemania, líderes productores de la UE, ronde los 11 millones respectivamente, con 5,9 % más en ambos casos.

En Rusia, cifra en 19,9 millones el aforo, con un retroceso del 3,4 %; Canadá cosechará 10,7 millones, con un 0,4 % menos, y Argentina, 4,4 millones, con un -2,2 %.

Estos aforos no incluyen previsiones para España en 2021-2022.

En la actual campaña española, calificada de histórica por una cosecha copiosa, la producción de trigo ha sido de 7,9 millones y la de cebada, de 10,9 millones de toneladas, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.