La cosecha de cereales en Extremadura asciende a 909.027 toneladas, según los datos de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, que supone un descenso superior al 34 por ciento respecto al año pasado y cercano al 29 por ciento en relación a la media de las tres últimas campaña.

A nivel nacional, la cosecha de cereales ha alcanzado los 18,2 millones de toneladas, por encima de la última estimación, lo que supone también una reducción con respecto al año anterior, concretamente del 24,1 por ciento, si bien la cosecha de maíz no ha concluido aún en Castilla y León.

Los datos de Cooperativas Agro-alimentarias de la cosecha de cereales en Extremadura reflejan que en la región se ha cultivado una superficie de 297.713 hectáreas dedicadas a cereales, con bajada en todos los cereales, que llega a superar el 50 por ciento del trigo blanco, la avena y trigo duro.

A pesar de ello, Extremadura se sitúa como la segunda región productora de maíz, sólo por detrás de Castilla y León.

En concreto, la producción de maíz en Extremadura es de 545.023 toneladas, destinándose a este cultivo durante esta campaña 45.419 hectáreas, con un rendimiento estimado de 12 toneladas por hectárea.

los malos datos que arroja esta cosecha de cereales en Extremadura están motivados por las condiciones meteorológicas

Respecto a los cereales de invierno, destaca principalmente el descenso del 75 por ciento en la avena, que llega a las 49.798 toneladas, debido a que gran parte de la producción se destinó a heno, que no se contabiliza en estos datos que reflejan los rendimientos en grano.

La producción de trigo blando fue de 128.455 toneladas, casi un 52 por ciento menos que en la pasada campaña, destinándose a este cultivo un total de 67.608 hectáreas en Extremadura y siendo así un año más uno de los principales cultivos cerealistas en la región.

Respecto a la producción de trigo duro, ronda las 11.200 toneladas, con una reducción del 66 por ciento respecto a la campaña anterior.

La producción de triticale ha superado las 54.000 toneladas, lo que representa un descenso del 21 por ciento, mientras que la cosecha de cebada ha sido de 119.761 toneladas y la de centeno de 372 toneladas, registrando así también una bajada del 49% y del 47% respectivamente.

Con todo ello, la producción total de cereales en Extremadura es de 909.027 toneladas, aglutinando así casi el 5 por ciento de la producción total nacional.

Para Cooperativas Agroalimentarias, los malos datos que arroja esta cosecha de cereales en Extremadura están motivados por las condiciones meteorológicas registradas este año, que ha sido muy seco, sin que el cereal reciba agua en el momento en que el cultivo lo necesitaba. No obstante, la calidad del grano es muy buena.