La presidenta de ASAJA  Bracelona, Rosa Pruna, ha dicho que en este 2019 el balance de la cosecha de cereales en Catalunya ha habido un descenso de un 33%, un poco másalta a la del resto del país, con un 26% menos. En el conjunto de la Unión Europea, la bajada no es tan grande, un 0,6% respecto al 2018, pero países como Francia, Alemania, Luxemburgo, Polonia o Eslovaquia las pérdidas son cuantiosas. La sequía, lluvias torrenciales y un calor muy elevado han trastocado las cosechas. A nivel mundial suben un 1%, se considera buena cosecha y el consumo a nivel mundial también sube un 1%.

En Catalunya la cosecha de cereales ha tenido un descenso global del 33%, unos rendimientos muy irregulares en todo el territorio catalán, “no podemos hablar de buenas cosechas, sino puntuales, las fuertes lluvias de otoño retrasaron la siembra en todas partes, después de sembrar tarde, en todo el invierno sin lluvia hasta el final de la primavera. Las tierras buenas y frescas aguantaron bien, las demás irregulares con poca paja y rendimientos bajos”, asegura la dirigente agrarias.

Rosa Pruna ha comentado que Lleida es la que más descenso de cosecha ha tenido, en comarcas muy diferenciadas, la Segarra o el Solsonès: de 1.500 a 4.500 t./ha. Menos cosecha, menos superficie sembrada y también los fuegos. En Tarragona también ha sufrido bajadas de 20.000 toneladas. En las comarcas de Barcelona es donde ha habido grandes diferencias de cosecha entre comarcas, ya que en las comarcas Vallesanas han tenido rendimientos que oscilan de 3.000 kg/ha a 6.000 en cebada y el trigo de 3.000 a 4.000 kg/ha. En la Catalunya central, la comarca del Bages ha tenido rendimientos cortos, de unos 3.000 kg/ha tanto de trigo como cebada; en el alta Anoia los rendimientos de la cebada han sido de 6.000 kg/ha y el trigo 3.000. En Osona la mejor, rendimientos de trigo y cebada buenísimos, por encima entre 5.000 y 7.000 km/ha la cebada y el trigo, las lluvias legaron en el momento de granar y llega 15 días o tres semanas más tarde que el resto y los ha beneficiado.

En Girona es la única que no ha bajado el rendimiento, ha tenido mejores cosechas que el año pasado, la cebada a 3.600 kg/ha y el trigo a 4.400 kg/ha.

Ante esta situación desde ASAJA Barcelona se asegura que la agricultura y la ganadería sufren unas variables de precios y cosechas, en parte, derivadas del cambio climático, cada vez más agudizadas. “Creemos que requieren estudios que, en la medida de lo posible mirar de anticipar tendencias para adaptar las siembras de manera inteligente para el sector agrícola y ganadero”.

Asimismo, abogan por  hacer un uso más eficiente del agua, mejorar los sistemas de riego (aspersión, gota gota),ya que las sequías cada vez son más extensas y duraderas, tenemos mucha parte del territorio con falta de riego.

Ante el problema de la fauna salvaje creen que hay que resolverlo ya, pagar las pérdidas y evitar la superpoblación; el oso entre todos hacer posible su retorno a donde vino, mientras que el tema de los animalistas es un problema añadido “que solo pagamos los profesionales del sector. Como siempre decimos basta a tantos despropósitos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here