La cooperativa Ovipor ha reunido en la comarca del Andévalo a 40 clientes, representantes de diferentes cadenas de la distribución y del canal HORECA, para darles a conocer su modelo de producción ganadera en extensivo. Para ello, han visitado diferentes explotaciones de cerdo ibérico, ovino, caprino y bovino, en plena dehesa onubense, a fin de mostrar el proceso natural de cría, en un entorno natural incomparable, el cual confiere al producto final características diferenciales y únicas.

Para el presidente de la cooperativa Ovipor, Agustín González Sánchez, actualmente este tipo de acciones son más necesarias que nunca, debido a los constantes ataques que sufren las producciones ganaderas, por parte de movimientos animalistas y ecologistas, entre otros.

“Tenemos que dar a conocer a nuestros clientes y a la sociedad en general la gran labor de conservación del medio ambiente y la biodiversidad que llevamos a cabo los ganaderos; si no fuera por nosotros, no existirían animales en el entorno rural porque serían inviables económicamente y nuestras dehesas estarían abandonadas”, explica.

“A todo lo anterior, hay que sumar que la ganadería sostenible contribuye a la captura de dióxido de carbono y ejerce un papel clave en la lucha contra los incendios y el cambio climático”, defiende Agustín González Sánchez.

Todo esto es lo que se ha trasladado a las decenas de clientes de los productos de Ovipor, procedentes de distintos rincones de España, de cadenas de restauración tan conocidas como ‘El Papelón’ o de firmas de distribución tan lejanas como la londinense SolDiMar.

Esta última está especializada en la compra de productos alimenticios de Andalucía, “artesanales, de alta calidad y hechos con pasión, amor e integridad”, tal cual los definen, para su posterior venta a mayoristas y minoristas de Reino Unido.

Además de visitar explotaciones en los términos municipales de Alosno y Villanueva de las Cruces, los clientes de Ovipor han conocido las instalaciones de la cooperativa en Puebla de Guzmán, donde cuenta con un centro de tipificación de corderos, así como fábrica y almacén de piensos.

Como broche final, los asistentes han degustado productos de la dehesa en el restaurante El Hortelano del mismo municipio, donde no han faltado los ibéricos, el cordero o los quesos de la cooperativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here