El presidente de la cooperativa Agro Sevilla, líder mundial en producción de aceitunas, Gabriel Cabello, ha destacado este jueves que el consumo en hogares desde marzo ha compensado la caída en hostelería, con lo que se ha podido mantener el empleo en el sector.

Según ha explicado a Efe, la pandemia ha servido al sector “para pensar el papel de la aceituna en la gastronomía”, ya que “no hay que olvidar la respuesta positiva del consumidor, mientras caían los pedidos que se vendían al Grupo Horeca, subía el consumo durante el confinamiento”.

Asimismo, las cooperativas de primer y segundo grado, como son las dos que Gabriel Cabello representa, han respondido “manteniendo el empleo” y estableciendo todas las medidas preventivas necesarias para evitar el riesgo de contagios, con destino final de sus productos a la sede central de Agro Sevilla en la localidad sevillana de La Roda de Andalucía.

Cabello ha subrayado que parte de las medidas de control ya estaban instaladas, porque cooperativas como la de Herrera cuentan con la mayor parte de los procesos automatizados, de modo que el agricultor llega con su remolque a dejar las aceitunas “y las pesa identificándose con una tarjeta, de manera que entran en las instalaciones controladas durante todo el proceso, lo que garantiza la trazabilidad”.

Solo en esta cooperativa se estima que la cifra de aceitunas que entra en campaña alcanza los diez millones de kilos, subraya Cabello, que entiende que “la aceituna tiene muy buenas perspectivas de futuro y se podrá comprobar en los próximos meses”.

Agro Sevilla es una cooperativa de segundo grado, primera productora y líder mundial exportadora de aceituna de mesa del mundo y una de las principales exportadoras de aceite.

Gabriel Cabello ha recomendado a los agricultores, para mantener el nivel, que no vean la aceituna desde un ámbito local o comarcal, recordando que “siempre les digo que viajen y comprueben los mercados, y que vean sus tierras como una empresa”.

“Tienen que comprender que el mercado de la aceituna no está solo en su venta como snack, sino que no tiene techo mientras sea considerada como ingrediente gastronómico”, ha resumido.