La cooperativa Consum ha anunciado que venderá solo naranjas y mandarinas con sello de calidad Indicación Geográfica Protegida Cítricos Valencianos en todos sus supermercados de la Comunitat Valenciana, Cataluña y Murcia desde finales de noviembre hasta finales de abril.

Asimismo, la cooperativa comprará unas 6.000 toneladas de naranjas y mandarinas valencianas con este sello de calidad en la campaña 2022-23, cifra que supone un 10% más respecto a la campaña anterior.

De este modo, la cadena de supermercados renueva, un año más, su acuerdo con la IGP valenciana, en lo que, han asegurado, supone una apuesta por los productos locales y de proximidad durante la temporada citrícola nacional, así como a los citricultores valencianos.

En concreto, la cooperativa Consum comercializará las naranjas de las variedades Navelina, Navel, Navelate y finalizará la campaña con las variedades de Valencias y, en cuanto a las mandarinas, venderá Orogros, Oronules, Clemenules, Clemenvillas, Nadorcot, Tango, Ortanique y Orri, variedades que ofrece a sus clientes durante los meses que dura la campaña valenciana.

La IGP Cítricos Valencianos es la entidad que certifica las naranjas, mandarinas y limones que se cultivan en la Comunidad Valenciana y cumplen con unos estrictos requisitos de origen y calidad.

El Consejo Regulador realiza rigurosos controles, tanto en campo como en almacenes de acondicionamiento y envasado, para garantizar la calidad de los cítricos valencianos, sobre todo, en cuanto a madurez y dulzor del producto.

EN EL CASO DE CATALUÑA, LA COOPERATIVA COMERCIALIZARÁ TAMBIÉN LA IGP CLEMENTINES DE LES TERRES DE L’EBRE

En total, la cooperativa Consum comprará más de 20.000 toneladas de mandarinas y naranjas de origen nacional durante la campaña 2022-23, lo que supone un incremento de un 9% del volumen de compras a proveedores locales respecto al año anterior.

El 90% de las naranjas y mandarinas que se venden en los supermercados de Consum son de origen valenciano, hecho que refleja la apuesta de la Cooperativa por los productos locales durante la temporada de campaña y por los sellos de calidad que los certifican, como la IGP ‘Cítricos Valencianos’.

En el caso de Cataluña, la Cooperativa comercializará también la IGP Clementines de les Terres de l’Ebre en sus supermercados y, en concreto, para la campaña 2022-23 comprará 100.000 kilos de Clemenules con IGP, cifra que supone un 10 % más que la pasada campaña.

La Cooperativa ha iniciado también este mes la campaña nacional de limones, con la variedad Primofiori, de origen Murcia, y la de pomelos, con la variedad Star Ruby, también de origen Murcia, con un total de compras de 3.000 toneladas y más de 500.000 kilogramos, respectivamente.