El número de contratos temporales e indefinidos en el sector agrícola bajó un 20,99 % en julio (173.213 contratos) respecto a junio de este año (219.243), según los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La variación anual de la contratación en la agricultura fue sin embargo positiva (+3,15 %), ya que en julio de 2020 el SEPE constató la existencia de 167.922 contratados.

De los 173.213 contratos registrados el mes pasado, sólo el 5,77 % eran de carácter indefinido (9.997) -de ellos 8.484 eran indefinidos iniciales y 1.513 convertidos a indefinidos-; los contratos temporales en el campo fueron los 163.216 restantes.

El sector servicios fue el que más contratos sumó a nivel global, 1.353.298, un 73,6 % del total, aunque con grandes diferencias entre hombres (64,1 %) y mujeres (35,9 %).

Más concretamente, casi dos de cada diez contratos firmados en julio procedían del sector de la hostelería con 337.290, de los que 258.590 correspondieron a restauración y 78.700 a servicios de alojamiento.

Sin embargo, estos datos continúan muy por debajo de los datos de 2019, antes de la pandemia, cuando se suscribieron 486.151 contratos: 363.546 en restauración y 122.605 en alojamientos.

Como es habitual, la inmensa mayoría de los contratos de hostelería fueron temporales, con solo 19.265 de ellos indefinidos, un 5,7 % del total.

La contratación del comercio, también muy ligada al turismo, alcanzó las 200.894 firmas, sobre todo por el impulso del comercio al por menor (128.606), lejos de los 241.305 de julio de 2019.

Cabe recordar que pese a estas cifrassobre las contrataciones de temporales e indefinidos sigue existiendo un eterno problema que se hace patente casi cada año sin que nunca se le encuentre solución. Unión de Extremadura denunciaba hace unas pocas semanas que con más de 104.000 parados en Extremadura, se estaba quedando fruta sin recolectar por falta de mano de obra Según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social, referidos al mes de mayo, en Extremadura había 10.520 desempleados que corresponden al sector agrario.