La colza entregada en la cooperativa ACOR se liquidará a un precio final de 505 euros por tonelada para aquellos socios con contrato, lo que supone más de un 65% con respecto a la media de los últimos diez años y y 150€ más que la campaña pasada. Esta elevada liquidación acompaña también a una muy buena campaña agronómica del cultivo, que se eleva a unos niveles de precios desconocidos hasta la fecha, con unos rendimientos medios de 2.200 kilos en secano y 4.000 kilos por hectárea en regadío.

Todos los socios que contratan con ACOR tienen un precio mínimo garantizado en sus entregas de colza de 320 euros por tonelada. En las últimas campañas, estos precios se han superado logrando unas cotizaciones rentables, que oscilan entre los 345 y los 355 euros por tonelada, por lo que este año se ha pagado por encima de los 150€ más respecto a la campaña pasada

Debido a las excepcionales circunstancias vividas en el mercado de colza comunitario, la primera liquidación confirmada por ACOR en el mes de junio ya ampliaba el precio mínimo garantizado hasta los 400 euros, que es el precio que la Cooperativa consideró de base para las entregas de esta campaña.  «Estamos ante un precio excelente y la colza es transcendental para garantizar una buena rotación de las explotaciones, lo que nos hace pensar que la superficie podría seguir en aumento en los próximos años», explica Javier Narváez, coordinador del servicio Agronómico y de Cultivos de ACOR.

LA SUPERFICIE SE HA INCREMENTADO EN 12.000 HECTARÉAS ESTE AÑO EN LA REGIÓN

 La superficie de colza ha crecido paulatinamente, llegando esta campaña a las 40.389 hectáreas en Castilla y León, unas 12.000 más que en el 2020. La mayor parte de las producciones se obtienen en secano y este año se espera una cifra de más de 99.000 toneladas en total en la Comunidad.

El precio se calcula según una calidad tipo con un 9% de humedad, un 2% de impurezas y un 42% de grasa (9-2-42) y los agricultores que la cultivan conocen estos parámetros, lo que les permite obtener un rendimiento económico adecuado por su producto.

La fábrica de aceites y semillas oleaginosas que ACOR tiene en la localidad vallisoletana de Olmedo es uno de los enclaves estratégicos de Castilla y León en la producción de aceite de colza, destinado para la alimentación humana, animal y la producción de carburantes.