Tres milanos reales fueron liberados este pasado fin de semana en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén), en una acción destinada a recuperar a la amenazada población de esta rapaz en Andalucía. Esta liberación es fruto de la colaboración iniciada entre la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y la asociación conservacionista GREFA para recuperar la exigua población andaluza de milano real.

El milano real está catalogado oficialmente como especie «En peligro de extinción» tanto en España como en Andalucía, debido a la vulnerabilidad de la población reproductora de esta rapaz, entre otras amenazas, a los cebos envenenados colocados en el medio natural. Esta práctica ilegal contra la fauna salvaje se mantiene hasta nuestros días causando un grave impacto en la biodiversidad. En la actualidad, la gran mayoría de las escasas parejas de milano real que crían en Andalucía lo hacen en el Parque Nacional de Doñana, un reducto al que habría que sumar las tres parejas de la especie que se reproducen en el norte de la provincia de Huelva.

La liberación hecha en Cazorla responde a la idea de la Junta de Andalucía de crear nuevas poblaciones de milano real en zonas donde la especie ha desaparecido en las últimas décadas. Los tres ejemplares liberados son un macho adulto y dos hembras jóvenes procedentes de diversos puntos de la Comunidad de Madrid, que ingresaron durante el año 2020 por diversos motivos en el Hospital de Fauna Salvaje que GREFA tiene en Majadahonda (Madrid). Entre ellos no se descarta el posible envenenamiento de al menos una de las hembras.

«La liberación de estos tres milanos reales marca el inicio de la colaboración de GREFA con la Junta de Andalucía para recuperar la población perdida en esta comunidad autónoma de una especie en peligro de extinción, un reto para el que también contaremos con el apoyo de Baleares, la Comunidad de Madrid y Aragón», explica Ernesto Álvarez, presidente de GREFA. «En 2021 esperamos iniciar un ambicioso proyecto que contemple la suelta de milanos reales con una fase de aclimatación previa en la zona de liberación», precisa Álvarez,

Los milanos reales liberados portan pequeños emisores GPS/GSM de última tecnología que harán posible el estrecho seguimiento de estos ejemplares durante su vida en libertad. Gracias a ello se puede abordar un rastreo constante y preciso que indica a los investigadores cómo vive la fauna silvestre, por dónde se mueve y, lo que es más importante, qué amenazas le afectan más.

Buen ejemplo de ello es el milano real Becerril, un ave nacida en 2014 en la Comunidad de Madrid. «La señal del emisor que portaba este animal permitió hallar sus restos en un coto de caza de la provincia de Córdoba y confirmar que había muerto por la ingestión de un cebo envenenado colocado de manera ilegal para el control de depredadores naturales», recuerda Álvarez.