La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha mostrado su preocupación por la sobreexplotación de acuíferos en el sur de la provincia de Albacete y ha anunciado la redacción de planes de ordenación que contarán únicamente con los recursos disponibles del acuífero, sin sobreexplotación.

Así lo ha comunicado este lunes el presidente de la CHS, Mario Urrea, en el curso de la reunión de trabajo que ha mantenido con el delegado provincial de Agricultura, Ramón Sáez, y con los alcaldes de las principales localidades del sur de la provincia albacetense como son Hellín, Albatana, Fuente Álamo, Ontur y Tobarra.

En esta reunión telemática, Mario Urrea ha expresado su interés y preocupación por la sobreexplotación de los acuíferos y ha anunciado la redacción de los planes de ordenación, al tiempo que se ha comprometido a seguir trabajando estrechamente con la Delegación Provincial de Agricultura para ir dando respuesta a las demandas de los ayuntamientos, siempre “con el límite fijado en la normativa vigente”, ha dicho.

Por su parte, Ramón Sáez ha informado de la decisión de la Delegación de Agricultura de presentar alegaciones a la declaración de acuífero en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo y ha solicitado la realización de nuevos estudios para confirmar si los niveles de piezómetros bajan y no se ven afectados por otros aprovechamientos cercanos.

Entre los asuntos planteados por los alcaldes participantes en la reunión han destacado la declaración de masas de agua subterránea en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativamente, concretamente en Albatana, Ontur y Cingla, así como los regadíos sociales de nueva implantación en los términos municipales de Férez, Yeste, Nerpio y Ayna.

Según ha informado la CHS en nota de prensa, sobre la mesa se han expuesto los regímenes de desembalses, la redotación de los regadíos de Albatana, la próxima licitación de la EDAR de Tobarra, la laguna de Alboraj, el problema de los pozos menores de 7.000 metros cúbicos en acuíferos sobreexplotados o en vías de no alcanzar el buen estado cuantitativo, todo ello bajo los principios del borrador del Plan Hidrológico 2022-2027.