La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) tomará el próximo mes de septiembre posesión física de los Ojos del Guadiana, el tramo del río donde manaban las fuentes naturales que originaban el cauce en su tramo medio.

De esta manera, concluirá el proceso administrativo y jurídico del deslinde iniciado en 1987 y que tras el trámite administrativo y judicial fue ratificado por una sentencia del Tribunal Supremo (TS) en 1994, hasta concluir con la inscripción por inmatriculación en el registro de la propiedad de los terrenos.

EL TRAMO DESLINDADO tiene una superficie total de 348,94 hectáreas, de las que 174,51 hectáreas se localizan en Villarrubia de los Ojos y 174,43 en Daimiel

Así, el pasado mes de mayo el Estado recuperaba la titularidad del pleno dominio de todas las fincas rústicas incluidas en el «deslinde de ambas márgenes del río Guadiana, en el tramo comprendido entre la carretera Daimiel-Villarrubia de los Ojos y Manzanares-Villarrubia de los Ojos», que hasta entonces se encontraban en manos de agricultores.

El comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), Timoteo Perea, ha dicho a Efe que el tramo deslindado, del que se tomará posesión a mediados del mes de septiembre, tiene una superficie total de 348,94 hectáreas, de las que 174,51 hectáreas se localizan en el término municipal de Villarrubia de los Ojos y 174,43 en el de Daimiel.

La toma de posesión de estos terrenos se producirá, ha señalado Perea, después de que la CHG reponga los hitos que establecen los límites del Dominio Público Hidráulico y establezca con claridad y determinación los límites del deslinde.

OJOS DEL GUADIANA 1Perea ha comentado que el hecho de que no se haya producido la toma física del terreno y que el proceso de deslinde concluyera el pasado mes de mayo con la inscripción en el registro de la propiedad de los mismos, ha motivado que la CHG haya permitido a los agricultores que comenzaron en el mes de abril a cultivar estos terrenos, puedan concluir la campaña actual.

yA SE HA INFORMADO QUE al fin de la campaña agrícola, a primeros de septiembre, se debe abandonar los terrenos

En este sentido, ha apuntado que la CHG ya ha mandado oficios a las personas que tenían a su nombre estos terrenos, diciéndoles que al fin de la campaña agrícola, a primeros de septiembre, debe abandonarlos.

Se trata, ha dicho, de «un intervalo temporal» en el que se les ha dejado cultivar para «no causarles graves perjuicios».

El comisario de aguas ha hecho estas consideraciones tras la petición de la Asociación Ojos del Guadiana al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de impedir el cultivo de alfalfa que se está produciendo en plenos Ojos del Guadiana.

Para esta asociación, este hecho «supone un escándalo medioambiental de alcance europeo e internacional que soslaya las competencias medioambientales que sobre el patrimonio natural e hídrico y sobre la protección de la biodiversidad tiene el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente».

Por eso, habían pedido a la ministra, Isabel García Tejerina, que adoptase las acciones «urgentes y efectivas para revertir esta situación vergonzante e intolerable» que afecta al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.