La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha decidido apostar por el dragado del río como fórmula más eficaz para acabar con el problema de la proliferación del nenúfar mexicano en el Guadiana, aunque aún sin un horizonte temporal fijado.

Fuentes de la CHG han confirmado a Efe que tras el proceso iniciado para buscar la solución más idónea al problema, que ha incluido, entre otros, un estudio o la consulta a asociaciones para conocer sus opiniones al respecto, se ha llegado a la conclusión de que se debe apostar por el dragado.

No obstante, ahora comienza la fase para conocer si se puede ejecutar o no este proyecto, para lo que se ve necesario aunar a las administraciones implicadas, y por tanto no es viable que se pueda ejecutar a muy corto plazo.

la percepción es que será muy difícil que estos trabajos puedan llegar para el próximo verano

El presidente de la asociación Salvemos el Guadiana, Juan Fernando Delgado, ha afirmado que tras la última reunión mantenida con la CHG, la semana pasada, la percepción es que será muy difícil que estos trabajos puedan llegar para el próximo verano.

Salvemos el Guadiana destaca que se pretenda llevar a cabo el dragado del río, aunque ha instado a que estos trabajos se realicen «con urgencia», pues «el río no puede continuar así».

Salvemos el Guadiana fue una de las asociaciones consultadas por la CHG que avaló el dragado del río como mejor opción, coincidiendo con otros colectivos como la Asociación Cívica Ciudad de Badajoz o la Sociedad de Pescadores Amigos del Guadiana.

Para llevar a cabo el dragado «se precisa de una inversión muy importante», según ha manifestado Delgado, quien ha explicado que con el segado selectivo de la planta no se acabará con esta problemática.

El segado anual era precisamente la otra opción más viable que se barajaba en la lucha contra el nenúfar.

El Gobierno central ha hecho una importante apuesta por acabar con el camalote en el río Guadiana, aunque desde Badajoz se alertó de que el problema en su tramo urbano no acabaría ahí, pues en este caso el río también estaba afectado por el nenúfar mexicano.

Por este motivo, el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, pidió meses atrás a la Confederación Hidrográfica del Guadiana que se fijara un horizonte para acabar con el nenúfar.

Esta planta invasora no solo afecta al entorno natural, sino también a actividades como la pesca o el piragüismo.