La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha iniciado las actuaciones pertinentes para dilucidar las posibles infracciones en que haya podido incurrir el funcionario responsable de un expediente tramitado por la Comisaría de Aguas en el que se comparaba la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia de actuar como la Gestapo nazi.

Con fecha 14 de septiembre pasado, la Asociación Huermur presentó una queja formal ante esta Confederación, como consecuencia de lo que se consideraba una falta de respeto a dicha organización por las expresiones vertidas por un funcionario en un escrito de la Comisaría de Aguas.

Al respecto, se considera necesario informar que por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura se ha iniciado la tramitación de la queja, recabando cuantos informes se consideren pertinentes para dar una respuesta adecuada a lo solicitado por HUERMUR, por parte de la Comisaria de Aguas.

Así mismo, en lo que se refiere a los comentarios del funcionario que se ponen de manifiesto en el escrito oficial remitido a dicha asociación, se pondrán en conocimiento de la Inspección de los Servicios del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico, unidad competente en la materia.

En cualquier caso el Presidente del CHS, Mario Urrea, quiere trasladar a la sociedad, una vez más, el compromiso del equipo directivo del organismo de cuenca para mejorar las relaciones con los administrados, siendo consciente de que «deben mejorarse sustancialmente los temas relativos a la trasparencia en la información, considerando inaceptables los términos de las opiniones particulares incluidas en el informe oficial objeto de la queja,  en el que únicamente debería constar la información en cada caso solicitada y que conste en la documentación constitutiva del expediente».

Esto último se le ha trasladado a los Jefes de Unidad para que en lo sucesivo, incidentes de la naturaleza del que ahora les ocupa, no vuelvan a producirse.

«No podemos olvidar que el fin último del servicio público que realizamos en nuestros ámbitos competenciales son dar adecuada respuesta a los ciudadanos, usuarios y propietarios del dominio público hidráulico cuyo control y protección tenemos encomendado», aseguran desde la CHS.