La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha acordado este miércoles 14 mantener las limitaciones establecidas al riego de las explotaciones agrarias ante la escasez de lluvias y «ante la gravedad de la situación hídrica».

La Junta de Gobierno de esta entidad, reunida en Valladolid, ha constatado que las lluvias registradas en el pasado mayo «han permitido aliviar los volúmenes a desembalsar, pero no han supuesto una mejora significativa de las reservas existentes», por lo que se mantiene la situación de alerta por sexto mes consecutivo.

Turnos de duración semanal ante los desequilibrios entre tomas de agua en distintas márgenes de algunos ríos

En la sesión de la CH Duero se ha aprobado establecer riegos por semanas en aquellos lugares donde se han detectado dificultades para hacerlo a días alternos, en el caso de los ríos Duerna, Eria, Omaña, Porma, Esla, Torío, Curueño y Bernesga.

Bajo la presidencia, Juan Ignacio Diego Ruiz, técnicos del organismo de cuenca, representantes de la Administración General del Estado y de las administraciones autonómicas por donde se extiende la demarcación, además de regantes y empresas energéticas, la reunión ha servido también para comprobar que se han advertido desequilibrios entre tomas de agua en distintas márgenes de algunos ríos.

Para solucionar tales incidencias, se ha acordado establecer turnos de duración semanal, que comenzarán en la mañana de cada lunes para concluir a la misma hora del siguiente lunes, en los regadíos concesionales de los ríos Duerna, Eria y Omaña (del sistema de explotación Órbigo), y Bernesga, Torío, Curueño, Porma y Esla, del sistema de explotación de este último.

También, de forma excepcional, la Junta de Gobierno de la CH Duero ha acordado un régimen alternativo para los regadíos concesionales de interés general del Estado que hayan modernizado sus infraestructuras, y que voluntariamente acepten regirse por las condiciones de racionalización de sus juntas de explotación.

De esta manera, la CHD reconoce a las comunidades de regantes que han hecho un esfuerzo por lograr la eficiencia en el uso del agua.

Los dieciocho embalses de Estado que gestiona directamente la CHD contienen 1.640 hectómetros cúbicos de agua, es decir, el 57 por ciento de su capacidad frente al 92 por ciento que contabilizaban el pasado año por estas fechas.