La cebolla babosa ya es un cultivo que está al borde de la desaparición. Es la dura advertencia que lanza UPA Granada ante la recolección de la cebolla babosa en la provincia. Una crítica realidad que viene generada por la inexistencia de rentabilidad para los agricultores, puesto que el coste de producción es de 21 céntimos, mientras que el precio en origen que reciben por las cebollas es de 7 céntimos y en las grandes superficies y tiendas de proximidad no se venden por debajo de 1,30 euros el kilo a los consumidores. El secretario general de UPA Granada, Nicolás Chica, reflexiona al respecto y lamenta que un cultivo que contribuye a la sostenibilidad del medio rural esté cerca de su desaparición definitiva: “Apenas quedan 60 agricultores y unas 50 hectáreas cultivas en toda la provincia”.

“Es lamentable la poca importancia que se les otorga a los agricultores por parte de los responsables de legislar y eso se traduce en que la normativa vigente para garantizar unos precios justos en origen no funciona. Reclamamos a las administraciones una mayor implicación para proteger este cultivo de la cebolla babosa porque la ausencia de un precio justo para el agricultor origina despoblación y frustra a los jóvenes que desean incorporarse a la actividad agraria y mantener viva esta producción tradicional de Granada”, expone Nicolás Chica.

VENTA DIRECTA PARA ALIVIAR LA SITUACIÓN DEL SECTOR

UPA Granada considera que el cultivo de la cebolla contribuye a la sostenibilidad del medio rural y por eso es tan necesaria que las administraciones defiendan a los agricultores. “Sufrimos una acusada pérdida patrimonial en la última década, sobre todo porque las grandes superficies fijan los precios de compra al agricultor y siempre son por debajo de los costes de producción, sin importarles, por supuesto, su rentabilidad”, añade Nicolás Chica.

Igualmente, el secretario general de UPA Granada critica que “las grandes superficies juegan con la sensibilidad de los consumidores al poner en marcha campañas ficticias de apoyo a los agricultores cuando la realidad es bien distinta, nos machacan con precios de ruina y con la importación de cebollas de otros países”.

Para ayudar a los agricultores y no esperar a que las administraciones hagan su trabajo, UPA Granada ha puesto a disposición de los productores de la cebolla babosa sus instalaciones para vender sacos de 5 kilos a 2 euros. “La oficina de UPA Granada está abierta y a disposición de todos nuestros agricultores y ganaderos para que dispongan de un espacio de venta directa al consumidor. Y la primera acción de respaldo será la venta de sacos de cebollas de 5 kilos a 2 euros para concienciar también a los ciudadanos de la importancia de proteger un cultivo más que necesario tanto para la economía como para la sostenibilidad medioambiental de nuestra provincia”, concluye Nicolás Chica