La Comisión Europea ha anunciado este miércoles que permitirá a los agricultores y ganaderos recibir mayores anticipos de las ayudas directas y de desarrollo rural de la PAC, una medida para dar liquidez y apoyar al sector, afectado por la pandemia de Covid y por las condiciones meteorológicas adversas de este verano.

Estos anticipos, que comenzarán a abonarse a partir del próximo 16 de octubre, van a permitir en España un adelanto de las ayudas directas de alrededor de 3.350 millones de euros, que beneficiarán a los más de 667.000 solicitantes de ayudas de la PAC de la campaña 2021.

En particular, Bruselas autorizó a los países a que el anticipo del 50 % previsto en la normativa pueda pasar al 70 % en el caso de los pagos directos y a aumentar del 75 % al 85 % el adelanto de algunos pagos de desarrollo rural.

Esta medida permitirá dar liquidez a los agricultores y ganaderos, indicó la CE, que recordó que algunas regiones europeas se han visto profundamente afectadas por problemas relacionados con las condiciones meteorológicas de los últimos meses, entre los que citó las inundaciones (sufridas en Alemania o Bélgica).

Bruselas precisó que se aplicarán las salvaguardias necesarias para proteger el presupuesto europeo, de manera que los pagos se podrán desembolsar una vez finalizados los controles y comprobaciones y a partir del próximo 16 de octubre. Asimismo, la Comisión atienda la petición formulada por España, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La Comisión recordó, por otra parte, que durante la crisis de la Covid-19 ha permitido al sector agroalimentario una mayor flexibilidad y que se han aplicado medidas de mercado específicas para apoyar a los productores. Entre ellas, se refirió al paquete de medidas de apoyo al sector vitivinícola, que ha sido ampliado hasta mediados de octubre de 2021, aunque la medida tuvo una respuesta tibia en el sector, que estimaba  que la dotación prevista se quedaba corta para atender todas las necesidades.