La Comisión Europea (CE) anunció este lunes un nuevo paquete de medidas para «reequilibrar los mercados» agrícolas con un presupuesto de 350 millones de euros, de los cuales sólo habrá una partida de 14.665.678 euros destinada a España para que los productores de leche puedan acogerse a de manera voluntaria a la reducción de su producción láctea.

Se trata de un paquete de 500 millones de euros en total, de los cuales 150 millones se destinarán a un mecanismo europeo para reducir la producción de leche en 1.400 millones de toneladas y 350 irán directamente a parar a los Estados miembros a los sectores en crisis, según las necesidades de cada país.

ni siquiera se sabe cómo se podrá acceder a este dinero, ya que Hogan sólo habla de incentivos

«Nuestro objetivo principal es ver cómo los precios que perciben los agricultores se recuperan y que puedan vivir de su trabajo y proporcionar alimentación saludable y de alta calidad para los ciudadanos», afirmó el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, a los Estados miembros en el consejo de ministros del ramo que se celebra hoy en Bruselas.

En cuanto al mecanismo europeo para reducir la producción láctea, Hogan no precisó los detalles, simplemente que consistirá en incentivos para reducir la producción.

CE MILLONES PRODUCCION LACTEA 2A este mecanismo se suma un sobre de 350 millones de euros de ayuda financiera destinado directamente a los Estados miembros, para reequilibrar los mercados y promover la retirada de producción en sectores en dificultades, que varían en el caso de cada país.

Los Estados miembros tendrán flexibilidad para definir las medidas o el conjunto de medidas que pondrán a disposición de los agricultores, como métodos de producción extensiva, apoyo a las pequeñas granjas, proyectos de cooperación, o medidas ulteriores para la reducción de producción.

el reparto tiene en cuenta datos como la producción, los precios de mercado y el peso de los pequeños agricultores en cada país

La CE informó de que el reparto por países tiene en cuenta datos como la producción, los precios de mercado y el peso de los pequeños agricultores en cada país.

El paquete presentado por Hogan también incluye una serie de medidas «técnicas» para proporcionar flexibilidad a los agricultores que se hayan acogido a las ayudas acopladas de la Política Agraria Común (PAC) o para mejorar su situación de liquidez con un anticipo de los pagos directos de hasta un 70 % a partir de octubre y de un 85 % para los pagos de desarrollo rural.

La CE también anunció medidas concretas para la intervención en el sector de la leche desnatada en polvo, que se extenderá más allá del 30 de septiembre, hasta febrero de 2017.

También precisó que «actualizará» las medidas para la retirada de frutas y hortalizas que hayan tenido que llevar a cabo las organizaciones de productores.

Este paquete de 500 millones, cuyos fondos provienen de los márgenes del presupuesto de 2016, se suma a los 500 millones que la CE anunció en octubre para ayudar a los agricultores ante la crisis.