Ante una situación tensa en los mercados de fertilizantes, la Comisión Europea (DG Comercio) ha tomado una decisión largamente esperada por la comunidad agrícola: la suspensión de los aranceles convencionales para ciertos fertilizantes (urea y amoníaco anhidro). El Copa y la Cogeca acogen con satisfacción un paso en la dirección correcta y piden a la Comisión que siga su lógica hasta el final suspendiendo también los derechos convencionales sobre los fertilizantes clave utilizados directamente por los agricultores (UAN -urea nitrato de amonio-, DAP -fosfato diamónico-, MAP -fosfato monoamónico- y NPK -nitrógeno, fósforo, potasio-) y las medidas antidumping sobre las importaciones de UAN de Trinidad y Tobago y EE.UU. Sólo una medida tan ambiciosa podría dinamizar esos mercados y reducir los precios que pagan los agricultores a largo plazo.

A lo largo de 2021, los agricultores europeos experimentaron un aumento sin precedentes en los precios de los fertilizantes nitrogenados debido al desequilibrio entre la oferta y la demanda en el mercado mundial de fertilizantes. La guerra de Rusia en Ucrania ha generado más tensiones en esos mercados, ya que Rusia, Bielorrusia y Ucrania son los principales exportadores mundiales de fertilizantes minerales y representan el 43% de las importaciones de fertilizantes minerales de la UE.

Como resultado, los agricultores europeos se enfrentan ahora al doble riesgo de que los precios de los fertilizantes minerales se disparen y la escasez afecte gravemente no solo a sus ingresos, sino también a la producción de alimentos de la UE y a la seguridad alimentaria mundial. Los socios del Copa y la Cogeca ya están preocupados por el retraso experimentado en la nueva campaña de compra de fertilizantes.

PIDEN SUSPENDER LAS MEDIDAS ANTIDUMPING Y LOS ARANCELES CONVENCIONALES SOBRE LOS PRODUCTOS FERTILIZANTES UTILIZADOS POR LOS AGRICULTORES EUROPEOS

Copa y Cogeca toman nota de la decisión de la Comisión para la suspensión de los aranceles convencionales de urea y amoníaco anhidro, sin embargo, notan que «el alcance de la decisión de la Comisión no incluye los productos fertilizantes utilizados directamente por los agricultores. Este enfoque sigue protegiendo a los productores europeos de fertilizantes en beneficio propio y no será una solución fácil para los agricultores».

El Copa y la Cogeca han pedido a la Comisión que suspenda las medidas antidumping sobre las importaciones de UAN de Trinidad y Tobago y EE. UU. y los aranceles convencionales sobre los productos fertilizantes utilizados por los agricultores europeos.

Esto es especialmente cierto dado que la decisión europea llega poco después de una decisión estadounidense sobre el mismo asunto. Por su parte, la Comisión de Comercio Internacional de EE. UU. reconoció el argumento de los productores de granos de EE. UU. de que los aranceles conducen a precios de fertilizantes más altos y revocó los aranceles antidumping y antisubsidios sobre los fertilizantes de nitrato de amonio y urea de Trinidad y Tobago el 18 de julio, concluyendo que esas importaciones no perjudican a la industria estadounidense de fertilizantes. En este contexto, los agricultores europeos se encuentran en desventaja comparativa con sus colegas estadounidenses.