Finaliza Madrid Fusión con la Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda convertida en la gran protagonista de la feria. Durante la última jornada, una de las actividades más aplaudidas de esta edición ha sido la cata vertical de Manzanillas maridada, que se ha celebrado en el marco de The Wine Edition y ha sido impartida por César Saldaña, Presidente del Consejo Regulador Vinos de Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, y José Ferrer, Embajador para la Gastronomía del Consejo Regulador.

César Saldaña explica cómo los asistentes a la cata vertical han tenido la oportunidad de comprobar dos cosas: “Primero, que hablar de Manzanilla es hablar de diversidad. Hay auténticos argumentos para poder ofrecer una cantidad diferenciada de vinos notable, dependiendo de su crianza, si es estática o dinámica, de los suelos, de la ubicación de las bodegas… Hay una diversidad formidable. En segundo lugar, y quizá lo más importante, es comprobar el carácter absolutamente gastronómico que tienen las Manzanillas. Cómo su versatilidad permite posibilidades fascinantes en la cocina. En este caso, con la cocina sanluqueña, pero haciendo guiños a otras cocinas del mundo. Nos hemos movido por Latinoamérica, por Oriente y hemos terminado en Sanlúcar.”

Bajo el nombre de Origen: Sanlúcar – Destino: El Mundo, y coincidiendo con la capitalidad gastronómica española de la ciudad gaditana, las actividades del Consejo Regulador han acaparado la atención de los visitantes a Madrid Fusión. El chef sanluqueño José Luis Tallafigo ha conquistado los paladares de todos los asistentes con sus originales elaboraciones, maridadas con diferentes tipos de Manzanillas y Vinos de Jerez.

Cada una de las propuestas de Tallafigo ha sido el resultado de la unión entre la cocina tradicional de Sanlúcar y las cocinas descubiertas en la primera vuelta alrededor del mundo, que partió precisamente de Sanlúcar de Barrameda y de la que este año se celebra el V Centenario. El maridaje propuesto para cada una de ella supone una experiencia única para el paladar y todo un descubrimiento para los visitantes.

Pepe Ferrer, Embajador para la Gastronomía del Consejo Regulador de la Manzanilla y Vinos de Jerez, hace un balance muy positivo de Madrid Fusión: “el número de visitas a nuestro stand ha crecido con respecto a ediciones anteriores, sobre todo la de profesionales, que han mostrado un gran interés por nuestros vinos. Asimismo, hemos tenido la posibilidad de demostrar la gran versatilidad de estos con cualquier tipo de cocina, con un papel destacado este año para la Manzanilla de Sanlúcar. Puede acompañar todo tipo de elaboraciones y realzar el trabajo del cocinero. Aunque aparentemente pueden parecer vinos muy expresivos que van a eclipsar el plato, sucede todo lo contrario, consiguen que gane protagonismo en el paladar”.