La Indicación Geográfica Protegida IGP Carne de Ávila mantuvo en 2019 su “firmeza en el mercado” con unas ventas que se situaron por encima de los 5,5 millones de euros y un total de 1.500 toneladas de carne amparadas.

Según ha informado este martes 7 en una nota de prensa la IGP, estos datos ponen de relieve la “firmeza del mercado de la Carne de Ávila”, así como “el compromiso y el esfuerzo de todos los sectores involucrados en la producción y comercialización de esta carne de vacuno de calidad diferenciada”.

En este contexto, ha subrayado la “confianza que depositan los consumidores” en este producto “consolidado y reconocido en el mercado”.

“Siempre es muy ilusionante ver cómo los consumidores continúan apostando por nuestra carne gracias al incansable trabajo de nuestros ganaderos y operadores, para llevarles a su mesa un producto de máxima calidad y unas elaboraciones extraordinarias”, ha apuntado el presidente de la IGP Carne de Ávila, José Juan Vila.

Junto a la cifra de ventas, la IGP ha indicado que el año pasado se cerró con un total de 4.854 canales, una cifra “muy cercana” a las 4.900 del ejercicio 2018, lo que supone que la producción “se mantiene estable, aunque con una ligera tendencia a la baja, inferior al 0,5 por ciento”.

Por otra parte, en 2019, con la Asociación Criadores de Raza Avileña-Negra Ibérica (AECRANI), se continuó con “el impulso por el conocimiento del logo Raza Autóctona 100 por cien”.

Se trata de una identificación que se utiliza conjuntamente con el logotipo de “IGP Carne de Ávila” y que “diferencia exclusivamente los productos procedentes de las razas autóctonas españolas”.

La IGP Carne de Avila, fue la primera denominación de carne fresca que obtuvo el reconocimiento europeo para ser amparada en España en 1990 y, poco después, se la incluyó en el primer grupo aprobado en la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here