La campaña vitivinícola en Castilla-La Mancha se presenta con muy buenas perspectivas, debido a que ese espera una cosecha muy corta en los principales países productores, España, Francia e Italia, que en el caso de esta comunidad será casi un 25% inferior a la de la campaña anterior.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha indicado este martes 28 que en Castilla-La Mancha se van a recoger en torno a 22 millones de hectolitros de vino y mosto de acuerdo con las previsiones, que se están recortando ligeramente a la baja, de forma que ya está claramente por debajo del 20 por ciento menos que en la campaña pasada y previsiblemente estará cerca de ser un 25% inferior.

A preguntas de los periodistas, Martínez Arroyo ha recordado que el año pasado en Castilla-La Mancha hubo una cosecha muy amplia que llegó a 28,8 millones de hectolitros, mientras que este año la cosecha va a ser muy corta, al igual que lo va a ser en toda España, ya que la expectativa en el ámbito nacional es de sea de menos de 39 millones de hectolitros.

LAS MALAS COSECHAS DE ESTE AÑO ESTÁ HACIENDO QUE EL MERCADO EN ESTE MOMENTO ESTÉ MUY ACTIVO, «EXTRAORDINARIAMENTE ACTIVO»

Además, la cosecha en Francia es históricamente baja, 33 millones de hectolitros aproximadamente, mientras que la previsión en Italia es que la cosecha alcance los 43 millones de hectolitros, por lo que la producción de los tres países más importantes en el sector vitivinícola está muy debajo de un año normal, con una reducción conjunta de en torno a un 20 por ciento, ha apuntado el consejero.

Esta circunstancia está haciendo que el mercado en este momento esté muy activo, «extraordinariamente activo», para el momento del año, porque las compras y las retiradas del producto suelen activarse una vez finalizada la vendimia, ha señalado Martínez Arroyo.

En cambio, este año es todo lo contrario, están vendiéndose los productos muy rápidamente y además se están retirando, los precios están muy bien en este momento y ello está repercutiendo en el conjunto de la cadena, ha dicho el titular de Agricultura, que ha avanzado que «tenemos una expectativa muy positiva» para la campaña vitivinícola, que va a empezar a partir de que finalice la vendimia.

Asimismo, ha comentado que ha habido datos puntuales de pérdida de cosecha de hasta un 25% inferior vinculados con las incidencias meteorológicas de los últimos días, aunque no van a afectar significativamente al conjunto de la cosecha en Castilla-La Mancha, que está a punto de finalizar, porque queda poco por recoger en este momento, prácticamente solo la variedad airén en la comarca de la Mancha.