El camp d´Elx espera sobrepasar este invierno los 21,5 millones de kilos de hortalizas, manteniendo los niveles de producción y hectáreas de temporadas anteriores. Así lo han anunciado este lunes 24 los organizadores de este tradicional acto, Jóvenes Agricultores ASAJA Elche y el Ayuntamiento de Elche, en el que han presentado a los medios de comunicación y a la sociedad la campaña hortícola de invierno de esta localidad.

«En el campo de Elche se cultivan 1.500 hectáreas de hortalizas de invierno que producen unos 20 millones de kg, suponiendo los hortícolas el segundo tipo de cultivo con mayor representatividad en cuanto a producción y superficie ocupada, tan solo superado por la granada. Asimismo, las hortalizas tienen una crucial importancia y papel social para los municipios y pedanías ilicitanas, pues la gran mayoría de las cosechas se realizan en explotaciones de tipo familiar, pequeñas y medianas, que ofrecen trabajo unos nueve meses al año, desde que comienzan las plantaciones y hasta que finaliza la recolección. Asimismo, es importante mencionar su función medioambiental por la acción de fijación de CO2 que ejercen», ha señalado el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Elche.

Con unas 800 hectáreas, la alcachofa es la hortaliza más cultivada en la zona. Sin embargo, este año la combinación de tiempo seco y temperaturas templadas son los culpables de que tan solo se puedan alcanzar los 12 millones de kilos, cifra que representa una merma de producción del 15% con respecto a campañas anteriores. El resto de las producciones de invierno del campo ilicitano como el brócoli, la coliflor, el romanesco, las habas y las patatas, mantienen niveles de cosecha similares al 2020.

Por cultivos, los datos de los que ha informado son los siguientes:

    ALCACHOFAS, 800 Ha. PRODUCCION PREVISTA: 12.000.000 Kg.
    BRÓCOLI, 300 Ha. PRODUCCION PREVISTA: 3.000.000 Kg
    COLIFLOR, 170 Ha. PRODUCCION PREVISTA: 3.500.000 Unidades
    ROMANESCO, 30 Ha. PRODUCCION PREVISTA: 500.000 Unidades
    HABAS, 50 Ha. PRODUCCION PREVISTA: 1.000.000 Kg.
    PATATAS, 150 Ha.  PRODUCCION PREVISTA: 1.500.000 Kg

Debido a las medidas implementadas por el Covid-19, este año este acto se ha celebrado al aire libre, en una parcela situada en el Centro Cívico de Algorós y, además del alcalde de Elche, Carlos González, también se ha contado con la asistencia del concejal de Desarrollo Rural, Felip Sánchez, miembros del equipo de Gobierno y de la Corporación Municipal, el presidente de ASAJA Alicante, José Vicente Andreu, agricultores y vecinos.

Pedro Valero ha querido poner en valor el crucial papel que desempeña el empresario agrícola en la zona, que ha seguido adelante, produciendo y ofreciendo trabajo, a pesar de los problemas que amenazan su actividad, como la inestabilidad hídrica con motivo de los ataques continuos que recibe el Trasvase Tajo-Segura por parte del Ministerio para la Transición Ecológica, fuente de suministro hídrico vital para mantener el importante entramado agrícola, económico y social del campo de Elche; los bajos precios de algunas producciones; y el incremento desmesurado que han registrado en los últimos meses los costes de producción en la agricultura. «La energía eléctrica se ha encarecido un 270%; el gasóleo que usan los tractores y otras máquinas agrarias ha subido un 73%; los abonos (+48%), el agua (+33%), los plásticos de invernadero (+46%) o las semillas (+20%). También el SMI ha subido un 29,7% en los últimos tres años», ha denunciado.

También, Valero ha querido lanzar un mensaje al consumidor ilicitano y alicantino para pedirle que busque y consuma productos locales, que ya se encuentran frescos y recién recolectados  en los mercados, listos para consumir con máxima garantía, calidad y sabor porque «los agricultores del Camp d´Elx apostamos por la seguridad alimentaria, la calidad y el respeto al medio ambiente, en contra de lo que ocurre con otros productos que llegan de terceros países, inundando los lineales de las grandes cadenas y rompiendo nuestros precios y posibilidades de futuro. Además, sin los controles pertinentes y con restos de sustancias, prohibidas en Europa hace años, que ponen en peligro la salud del consumidor».