A falta de los últimos datos de elaboración en conserva, INTIA, el órgano de control para la certificación, da por concluida la campaña del Espárrago de Navarra producto de calidad con un balance positivo que demuestra su buena salud.

En este año, se han certificado un total de 164.794 kilos de espárrago en fresco, lo que supone un incremento próximo al 7% con respecto a la cantidad certificada en 2020, que fueron de 154.419 kilos, según datos de la IGP Espárrago de Navarra.

Por otra parte, en esta campaña se espera poder superar, por segundo año consecutivo, los 4 millones de kilos de espárrago en conserva. Aunque la mayoría de las empresas han finalizado ya la campaña, todavía quedan algunas que todavía sigue recepcionando espárrago ya que el frío y la humedad de estos días pasados están permitiendo prolongar la temporada.

Un total de 457 productores se han inscrito frente a las 490 personas productoras inscritas el año pasado, con un total de 1.630 hectáreas de parcelas registradas. En la campaña de conserva se han incorporado dos empresas más con lo que ya son un total de 35 las conserveras que elaboran Espárrago de Navarra, una de ellas en Aragón, cinco en La Rioja y el resto (29) en la Comunidad Foral Navarra.

En palabras de Marcelino Etayo, presidente de la Indicación Geográfica Protegida, “la meteorología de este año ha condicionado de una manera importante toda la campaña, debido a los cambios tan bruscos de temperatura que han implicado mucho calor durante el día y frío por la noche. En realidad, el espárrago necesita las horas de frío nocturno, pero no las bajadas tan drásticas que hemos tenido que soportar este año”. Por otra parte, al registrarse un descenso en las precipitaciones, ha habido mucha menos humedad lo que no ha favorecido la salida del espárrago”, añade Etayo. A la escasez de lluvias hay sumar este año una mayor cantidad de aire que ha contribuido a secar aún más el producto. “Aun así, y a pesar de obtener menores cantidades, el espárrago que hemos conseguido ha sido de gran calidad”, concluye el presidente de la IGP Espárrago de Navarra.