LA UNIÓ de Llauradors también reclama al Gobierno la publicación urgente de la Orden ministerial de reducción de módulos del IRPF por diversas circunstancias excepcionales para el periodo impositivo de 2016, fundamental para cumplimentar y presentar la declaración de la renta de este año.

Estas reducciones fiscales sirven para compensar en parte las pérdidas ocasionadas a los agricultores y ganaderos durante el pasado ejercicio. La campaña de la renta se inició el pasado 5 de abril y los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana, como también ha sucedido en Andalucía,  siguen sin conocer todavía la tributación de sus cultivos y ganados, porque el Gobierno continúa en estas fechas sin publicar la normativa en la que debería conocerse esta información clave para confeccionar la declaración del IRPF.

LA UNIÓ señala que se mostrará vigilante en el contenido de los índices de rendimiento neto tras los fallos del pasado año

Ese retraso en la orden de reducción de módulos del IRPF provoca que la mayor parte de los agricultores y ganaderos se encuentren a la espera de esas reducciones para confeccionar su renta, lo que puede provocar una acumulación de solicitudes posteriormente en las entidades que tramitan el IRPF o en el caso de que ya la hayan presentado tener que presentar una declaración complementaria.

LA UNIÓ señala que se mostrará vigilante en el contenido de los índices de rendimiento neto finalmente aprobados «ya que el pasado año hubo demasiada disparidad de criterios y arbitrariedad en la Orden publicada, lo que obligó a la publicación en el BOE de sucesivas correcciones que no fueron suficientes para satisfacer plenamente a todos los afectados por condiciones excepcionales en nuestra comunidad autónoma».

Esta organización profesional agraria presentó hace ya unos meses un detallado informe tanto a la Delegación del Gobierno, Conselleria de Agricultura y Ministerio de Agricultura con los sectores, cultivos y localidades más afectados por circunstancias climatológicas, fitosanitarias o de mercados (precios) que han afectado la rentabilidad de las explotaciones agrarias valencianas.

LA UNIÓ confía, ante esta situación, que el Ministerio de Hacienda sea sensible ante un año tan negativo como el vivido en los distintos sectores agrarios y no ocurra lo mismo que la Orden del pasado año donde muchos sectores con dificultades económicas recibieron un trato injusto y otros sufrieron una gran disparidad según zonas.